Conmoción en Reino Unido: asesinan a puñaladas a un diputado británico en un acto público

viernes, 15 octubre 2021 - 09:51
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

Un diputado conservador británico, David Amess, murió el viernes tras ser apuñalado "múltiples veces" durante un evento público en su circunscripción en el sureste de Inglaterra, conmocionando a un país aún marcado por el asesinato en 2016 de la diputada laborista Jo Cox.

Amess, el diputado "tory" euroescéptico apuñalado de muerte, era uno de los parlamentarios más veteranos de la Cámara de los Comunes, en la que ocupaba un asiento desde 1983.

El político de 69 años, miembro del partido del primer ministro Boris Johnson, fue asesinado mientras recibía a sus electores en una iglesia.

La policía del condado de Essex confirmó que "un hombre fue detenido como sospechoso de asesinato después de que un hombre fuera apuñalado en Leigh-on-Sea". Este "murió posteriormente", precisó.

Amess representaba a la circunscripción de Southend West por el Partido Conservador en la Cámara Baja, donde en las últimas décadas destacó por su postura "provida" en los debates sobre la legislación del aborto de 1997 y por su temprana defensa pública de la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

Antes del referéndum sobre el Brexit de 2016, expresó su preferencia por romper con el bloque comunitario, aún cuando el ala moderada del Partido Conservador y gran parte del "establishment" político de Londres defendía la permanencia.

Desde entonces, formó parte de la campaña "Leave Means Leave" ("Salir significa salir"), que durante los años que duraron las negociaciones con Bruselas para definir los términos del Brexit hizo presión para que el Reino Unido abandonara no solo la UE, sino también el mercado comunitario, la unión aduanera y otros estamentos europeos.

En su página web oficial, el diputado "tory" destacaba que sus principales áreas de interés en la política eran el "bienestar animal" y las medidas "provida".

Uno de los logros durante su carrera política de los que se mostraba más orgulloso era de la aprobación en 1988 de una ley contra la crueldad en el trato a los animales, que exigía a los granjeros que evitaran el "sufrimiento innecesario" de las bestias.

También tuvo un papel relevante en la aprobación en el año 2000 de una legislación contra la pobreza energética, que permitió que el número de hogares que no podían hacer frente a las facturas de energía en el Reino Unido pasara de 5,1 millones en 1996 a 1,2 millones ocho años después.

Amess nació en la población inglesa de Plaistow, que en 1965 fue absorbida como uno de los suburbios al noreste de Londres bajo la denominación de Newham.

De educación católica, como sus padres, James y Maud Amess, estudió Economía y Gobernanza en la Universidad de Bournemouth. Trabajó como profesor en una escuela primaria durante un curso (1970-1971) y pasó después por el sector de la banca y la consultoría.

Se presentó por primera vez a unas elecciones en 1979 por la circunscripción de Newham North West, pero en aquella ocasión el Partido Laborista retuvo un escaño que tradicionalmente había sido reacio a votar a los conservadores.

Se colocó como concejal de distrito en Londres en 1982 y un año después fue elegido por primera vez como diputado en el Parlamento británico por la circunscripción de Basildon, al este de la capital británica, un asiento que defendió con éxito en las dos elecciones generales siguientes, 1987 y 1992.

Tan solo tres diputados en activo de la Cámara de los Comunes son más veteranos que Amess: su compañero de partido Peter Bottomley, que llegó en 1975, y los laboristas Barry Sheeramn (1979) y Harriet Harman (1982).

Se desconoce de momento el móvil del atacante. Un testigo, Ashley Curtis, que vive a 200 metros de la iglesia, manifestó que "nadie podía pensar que algo así ocurriera por aquí".

Y agregó, "David Amess es un buen tipo. Le he conocido y he tenido trato con él en el pasado", explicó, considerando que el atacante debía "guardarle mucho rencor para entrar en la iglesia metodista mientras estaba recibiendo a la gente y hacerle eso".

- "Ataque a la propia democracia" -

Las reacciones políticas no se hicieron esperar, en un país marcado por el asesinato en plena calle en 2016 de la diputada eurófila Jo Cox, una semana antes del referéndum del Brexit, a manos de un simpatizante neonazi.

"Noticias horribles y profundamente impactantes", tuiteó el líder de la oposición laborista, Keir Starmer.

Johnson y su gobierno no reaccionaron todavía, pero la esposa del primer ministro, exjefa de comunicación del Partido Conservador lamentó esta "noticia absolutamente devastadora".

Amess "era inmensamente amable y bueno. Un gran amante de los animales y un verdadero caballero. Esto es completamente injusto. Mis pensamientos están con su esposa y sus hijos", agregó.

"Noticias alarmantes y preocupantes", tuiteó por su parte el ex primer ministro conservador británico David Cameron.

"Atacar a nuestros representantes elegidos es un ataque a la propia democracia. No hay excusa ni justificación. Es lo más cobarde que puede haber", fustigó Brendan Cox, viudo de Cox, asesinada cuando tenía 41 años.

Más leídas
 
Lo más reciente