Los cadáveres que aparecen tirados en las veredas de Guayaquil | Vistazo

Los cadáveres que aparecen tirados en las veredas de Guayaquil

Redacción Martes, 31 de Marzo de 2020 - 12:29
Facebook
Twitter
Email

Tras una ola de denuncias ciudadanas sobre la lenta e ineficaz recolección de cadáveres de quienes han fallecido en casa durante la emergencia sanitaria, las autoridades ecuatorianos anunciaron este lunes que mejorarán el sistema y que construirán un camposanto en Guayaquil, donde serán enterradas las víctimas por el nuevo coronavirus COVID-19, ante el colapso del sistema médico en esta localidad.

"La intención del gobierno es que todos los que fallecen en estos días en Guayaquil, no solo aquellos que murieron por COVID-19, puedan tener un entierro digno", dijo ayer el vicepresidente Otto Sonnenholzner.

La semana pasada se retiraron 100 cadáveres de las casas de Guayaquil, una cifra que puede aumentar conforme se vuelven recurrentes las escenas de cuerpos tirados en las aceras o afuera de las casas.

En algunos casos los familiares de las víctimas mortales indican que los cuerpos permanecen en sus hogares hasta por tres días antes de que Medicina Legal los retire. La situación incluso obligó a aumentar los equipos forenses en la urbe. Antes de la emergencia solo había un vehículo para estos procesos, hasta este domingo se aumentó a cuatro unidades.

Pero en otros casos se trata de personas que han fallecido en la calle. Esto se evidenció al mediodía de este lunes en el centro de la urbe porteña, en donde el cadáver de un hombre yacía en una acera debajo de una sábana de plástico azul.

La Policía dijo a la agencia de noticias Reuters que el hombre se había derrumbado mientras esperaba en la fila para ingresar a una tienda. Horas después el cuerpo había sido retirado.

Foto: Reuters.

De igual manera, Diario El Universo informó que este domingo había un cuerpo tirado en las calles Escobedo y Padre Solano, tapado con plásticos y cerca a un contenedor de basura. La mañana de este lunes reportaron otro cuerpo en Nueva Prosperina, metido en un saco.

Los guayaquileños se han quejado de que no tienen forma de deshacerse de los restos de sus familiares debido a las estrictas medidas de cuarentena y toque de queda diseñadas para prevenir la propagación de la enfermedad.

Más del 70% de los casos de coronavirus del país, que se encuentra entre los más altos en América Latina por debajo de Brasil, están en la provincia de Guayas y en su ciudad capital, Guayaquil.

Luiggi Ponce, un joven de 22 años que vive en un área de clase trabajadora de la ciudad, dijo a Reuters que cree que su tío, quien murió hace cuatro días, estaba infectado. Hasta la tarde de este lunes el cuerpo todavía estaba en su casa en donde viven cinco niños y siete adultos.

"Tenía neumonía, tenía fiebre, no podía respirar, tenía todos los síntomas", dijo Ponce por teléfono. “El cuerpo está envuelto en plástico. Toda la casa huele mal”.

Durante este fin de semana la aglomeración de decenas de personas a las afueras de varios camposantos en Guayaquil se hizo notoria a través de las redes sociales. Los familiares de las víctimas mortales del COVID -19 exigían la cremación del cuerpo de sus seres queridos.

Según el coordinador de la Federación Nacional de Funerarias, Sebastián Barahona, Guayaquil está viendo alrededor de cinco veces más muertes en marzo que un mes normal. "La capacidad de respuesta no está preparada para lo que requiere esta emergencia", agregó.

Guayaquil, al ser la ciudad con más personas contagiadas (1.084 hasta el último reporte), es donde existen los mayores incrementos en los servicios funerarios.

Cifras a las que accedió Vistazo muestran que en uno de los cementerios el incremento de los servicios es significativo: de 14 personas fallecidas atendidas a diario antes de la emergencia pasaron a casi 30. “Podemos hacer 10 cremaciones diarias. Hoy no tenemos espacio hasta el próximo lunes”, señaló un funcionario.