<img src="https://certify.alexametrics.com/atrk.gif?account=fxUuj1aEsk00aa" style="display:none" height="1" width="1" alt="">

Un gato se "graduó" junto a su dueña luego de brindarle apoyo emocional durante la carrera universitaria

16 junio 2022 - Entretenimiento

Las mascotas se han convertido en una parte fundamental de muchos hogares, y es que, para varias personas, adoptar a un animalito va más allá de brindarle el cuidado necesario para que goce de una vida digna, más bien significa elegir un fiel amigo que se encuentre siempre presente. Tal es el caso de Hailee Weader, una joven cuyo gato se graduó de la universidad junto a ella, luego de acompañarla durante sus años de estudio.

$!Foto: Hailee Weader

Weader adoptó al felino cuando este tenía 7 semanas de edad, y decidió llamarlo Salem. El animal se encontraba tan débil y frágil que necesitaba ayuda veterinaria urgente, sin embargo, logró recuperarse con el tiempo, convirtiéndose en un gato fuerte y exigente, ya que, si no lo alimenta a las 8:00 AM, “caminará por la casa maullando o ‘hablando’ con todos nosotros y nos seguirá a todas partes, incluso a la ducha”, dijo la joven para The Dodo.

Y aunque el animalito ha demostrado tener un carácter fuerte, Hailee afirmó que es muy dulce, puesto que aprendió a consolarla cuando se encuentra en medio de una crisis de angustia, o cuando simplemente no se siente bien.

“Si ha sido un mal día o estoy teniendo un ataque de pánico, viene a sentarse sobre mí o se acaricia a mi lado y comienza a amasar mis piernas y ronronear. Definitivamente ha sido un consuelo en todo el año pasado”, mencionó

$!Foto: Hailee Weader

Como estudiante universitaria, Weader ha pasado por momentos muy estresantes a lo largo de la carrera, y en ese aspecto, el felino ha sido un apoyo fundamental para gestionar sus emociones frente a los desafíos que encuentra en el camino, por lo cual, incluso, lo llevaba con ella a clases.

“Era como una pequeña celebridad en el campus, y cada vez que caminábamos o lo empujaba en su cochecito para gatos, la gente nos detenía y hablaba, o lo acariciaba por un rato”, contó al mismo medio.

La compañía de Salem se convirtió en una parte primordial en el proceso académico de Hailee, motivo por el que decidió vestirlo de capa y birrete en la ceremonia de su graduación, ya que, tal como ella, el peludito había asistido a clases durante varios años. “Todos estaban emocionados y adoraban su atuendo. Todo salió bien y pudimos disfrutar y celebrar“, recordó la joven que, a través de este gesto, encontró la forma de agradecer a su mascota por haberse convertido en su mayor apoyo emocional.

Tags:
Compártenos