<img src="https://certify.alexametrics.com/atrk.gif?account=fxUuj1aEsk00aa" style="display:none" height="1" width="1" alt="">

¿Qué es la cirugía refractiva?

27 agosto 2021 - Bienestar

Todos los que hemos usado lentes desde muy temprana edad sabemos que un gran deseo interno es poder ver claramente sin la necesidad de anteojos o lentillas de contacto. Aunque estos se han vuelto una parte fundamental de nuestra vida, porque nos ayudan a realizar el diario vivir de una manera normal, también es verdad que hemos visto limitadas ciertas actividades como: deportes, baños en piscinas, en el mar, o simplemente acostarse de lado a ver televisión porque sabemos que tenemos que quitárnoslos.

Ante estos inconvenientes, la solución más práctica es realizarse una cirugía refractiva, es decir, aquella que te ayuda a volver a tener una visión 20/20 acorde al problema que tengas. Pero, ¿qué tan fácil es realizarte este tipo de intervención?, ¿es una opción para todos? Las respuestas a estas y otras interrogantes son aclaradas por dos expertos en oftalmología.

Cirugías láser

Las cirugías refractivas son realizadas para buscar una independencia de los anteojos, nos comenta el médico oftalmólogo, Christian Sancho Pontón. Las tecnologías para esta intervención varían dependiendo de los equipos disponibles en cada institución y se pueden personalizar acorde a la necesidad de cada paciente. Actualmente, la más utilizada es la Excimer Láser, que cuenta con varias técnicas empleadas como PRK/LASEK, SMILE, LASIK.

Este tipo de cirugía “permite modelar la curvatura de la cornea según el tipo de trastorno previamente detectado (miopía, hipermetropía o astigmatismo), modificando la refracción ocular y mejorando la capacidad de enfoque, permitiendo en ciertos casos la corrección simultánea de afecciones”, indica el especialista.

$!Las cirugías refractivas son realizadas para buscar una independencia de los anteojos.

¿Cuál es la mejor opción?

La selección de la técnica siempre estará establecida por los estudios previos que indicarán cuál es la mejor opción, responde el doctor Sancho, por ello, es fundamental realizar una evaluación de la córnea en todos sus parámetros como irregularidades, forma, grosor y aberraciones. Además, previo a una cirugía de corrección de medida necesitas realizarte “estudios de la córnea por medio de un tomógrafo o un topógrafo (el Pentacam AXL es de última tecnología), estudios aberrométricos, test de la película lagrimal, valoración optométrica y oftalmológica, y dependiendo del caso se decidirá si es necesario algún estudio complementario adicional”.

¿Todos son candidatos?

“No todas las personas pueden ser operadas, depende de varios factores que deberán ser considerados por el cirujano al momento de la consulta y luego con estudios”, aclara el cirujano, pues existen muchas causas que podrían impedir que una persona sea beneficiada con esta cirugía. Las patologías como “el queratocono, distrofias corneales, defectos refractivos muy altos, ojo seco severo, glaucoma y algunas enfermedades sistémicas” están dentro de esta lista, lo cual implicaría exámenes más a profundidad para considerar la posibilidad.

$!La selección de la técnica siempre estará establecida por los estudios previos que indicarán cuál es la mejor opción.

Ten en cuenta que...

Existen algunas patologías que pueden ser irreversibles dentro de los defectos refractivos, y que quedan descartadas por completo de las cirugías refractivas, “la más común es la miopía patológica que puede derivar en un daño permanente de la mácula y la retina del ojo”, comenta el oftalmólogo, así también “aquellos pacientes que en edad temprana no utilizaron lentes y desarrollaron en algunos casos la denominada ambliopía, mejor conocido como ojo vago en nuestro medio”.

Una de las grandes dudas a la hora de interesarse por este procedimiento es si cumples con una edad adecuada o con una medida estable. El especialista sugiere que generalmente se opere desde los 18 años, siempre y cuando contemos con una buena estabilidad en tiempo de la medida en los lentes, ya que es mejor proceder sobre una medida fija. El médico recomienda que una práctica buena de consulta consiste en informarse sobre las tecnologías existentes, pues no todas son iguales y las ventajas pueden variar; indagar sobre los tiempos de recuperación acorde a cada caso y, de contar con seguro, preguntar si las cirugías de refracción no están consideradas como estéticas, pues así se podrá tomar en cuenta el valor económico.

Cirugía refractiva, una elección de vida

El oftalmólogo Francisco Rivera Delgado nos aclara algunos datos puntales sobre el deseo a dejar de usar lentes:

- La dificultad de visión se debe a múltiples causas, las más frecuentes son las refractivas que ocurren cuando la forma del ojo evita que la luz se enfoque directamente sobre la retina.

- La miopía implica que no ve de lejos, e hipermetropía que el paciente presenta agotamiento para leer y ve mal de lejos; el astigmatismo es una condición en la cual el paciente confunde las letras y los números.

- Se pueden operar ambos ojos a la vez y múltiples errores con la cirugía láser, dependiendo de la condición del paciente. Operarse puede tardar de 4 a 15 minutos, y se utiliza una anestesia tópica con gotas.

- La recuperación es inmediata, pero se debe cuidar por un mes, evitar baños de mar, de piscina... y tener los controles periódicos con su médico.

Tags:
Compártenos