Alcalde de Quito respalda a su hijo y cuestiona filtración de los chats: "acto de mala fe y persecución"

lunes, 29 marzo 2021 - 12:28
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

Tras filtrarse algunos de los chats del teléfono de Sebastián Yunda, que revelarían presuntas negociaciones irregulares con el municipio capitalino, su padre y alcalde de Quito, Jorge Yunda, se pronunció este lunes 29 de marzo de 2021.
 
En su cuenta de Twitter, el funcionario publicó un comunicado relacionado a los últimos acontecimientos "en los que se ha pretendido involucrar a mi hijo en actos de corrupción".
 
Yunda empieza recordando a la ciudadanía que, "constitucionalmente, todas las personas tenemos el derecho a la presunción de inocencia, como padre confío en el actuar de mi hijo y más allá de eso legalmente deberá probarse que los presuntos chats que circulan son reales. Mi anhelo siempre será que mi hijo sea declarado inocente en un proceso justo e imparcial".
 
Además, el alcalde indica que no ha olvidado su responsabilidad con la ciudad y que, en esta vía, ha tomado decisiones firmes con aquellos funcionarios que desobedecieron su instrucción: "de que ningún familiar mío pueda hablar a mi nombre, ni contestar sus lamadas o mensajes. Por eso, he dispuesto la inmediata separación de sus cargos sin que signifique que se haya comprobado alguna irregularidad".
 
A través de una carta, con fecha 27 de marzo, se definió la separación de tres funcionarios de la Alcaldía de Quito y se aceptó la renuncia de un secretario municipal.
 
En el texto se dispone remover de su cargo a Cinthya Puga, quien laboraba en el despacho de la Alcaldía con la partida de un ‘Funcionario Directivo 3’. Se solicita terminar la relación laboral “con efecto inmediato”. Igual medida ha dispuesto Yunda para Christian Ácaro, quien tenía la misma partida en el despacho de la Alcaldía, y para Carlos Poma, quien era director Metropolitano de Informática.
 
"Finalmente, a los ciudadanos bien intencionados, aquellos que no sabemos de odios y pasiones políticas, conocemos que en un sistema de investigación real donde o prima la persecusión política, este tipo de situaciones jamás habría ocurrido; la mal intencionada liberación de una parte de 'una investigación', casualmente a medios opositores, no solo constituye un acto de mala fe y persecución política, judicial y mediática, sino un delito. En un verdadero sistema de investigación, este tipo de acciones no solo invalidaría la prueba, sino que acarrearía las más severas sanciones civiles y penales para los actores, incluso, si estas fueran autoridades. Mi aspiración como ciudadano ecuatoriano es que un día podamos tener una justicia libre de estas persecusiones, de las que eventualmente cualquier persona podría ser víctima", señaló Yunda sobre la investigación que realiza la Fiscalía.
 
El alcalde advierte que usarán hasta el último recurso legal "para proteger nuestros derechos y los de los ciudadanos que representamos".
 
Luego de los allanamientos realizados por el posible peculado que habría cometido el alcalde en un contrato de compra de pruebas Covid-19, los agentes encontraron un celular Iphone de color azul, perteneciente a Jorge Sebastián Yunda Yunda, el hijo del Alcalde.
 
Del análisis de los chats, que constan en el proceso judicial, se desprende que “Sebas” gestionaba el auspicio de una casa automotriz; una firma productora de bebidas alcohólicas, y todos los permisos de rigor para realizar eventos en los que participaba su grupo musical.
 
Inclusive, el permiso de la Intendencia de Pichincha lo gestionó vía favores. Para ello, se valía de una funcionaria del Municipio, a quien le llamaba “amiguita”.

Más leídas
 
Lo más reciente