Vivió 37 años con dolor en su nariz hasta que una prueba PCR reveló el motivo

martes, 29 junio 2021 - 11:05
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

Desde hace 37 años, Mary McCarthy, una empleada de la cocina de un hospital en Nueva Zelanda, ha sufrido dolores en la parte derecha de la nariz. Con el pasar de los años la mujer se fue acostumbrando a esta condición que, al ser muy extraña, nadie le había podido dar una causa; y se resignó a pensar que el resto de su vida no podría respirar con normalidad.

Fue en 2020 que su vida cambió, gracias a una prueba PCR. McCarthy se realizó una prueba de hisopado en octubre pasado ya que era un requisito para todo el personal del hospital, en medio de la pandemia de coronavirus. Tras la prueba empezó a sentir dolores agudos en la nariz, peores que los que tenía antes, seguidos de una serie de problemas sinusales.

"Mi nariz goteaba constantemente y tenía mucho dolor", dijo al medio Stuff.

Los médicos atribuyeron estas dolencias a una enfermedad crónica de los senos paranasales y le recetaron medicación. No obstante, los dolores regresaron y Mary optó por acudir al departamento de urgencias del hospital donde trabaja, dispuesta a llegar al fondo del dolor que le había estado molestando toda la vida.

Los médicos ya sospechaban que aquello podría ser algo más que una infección, por lo que le preguntaron si de pequeña se había metido algo a la nariz. Más tarde le hicieron una tomografía computarizada y se llevaron una sorpresa: efectivamente había un objeto grande incrustado en la parte superior de su nariz. Mary fue llevada al quirófano y durante la intervención quirúrgica, los médicos tuvieron que empujar el objeto por el canal de la nariz para extraerlo por la boca.

$!Vivió 37 años con dolor en su nariz hasta que una prueba PCR reveló el motivo

Se trataba de una ficha de juego de mesa. Durante 37 años, Mary había tenido este curioso objeto bloqueándole la respiración y la prueba PCR había logrado que se desprenda y desencadene una infección. Cuando los médicos le preguntaron a la mujer cómo había llegado aquella ficha ahí, ella explicó que cuando tenía ocho años, junto a sus hermanos pasaba horas practicando juegos de mesa.

Indicó que un día se aburrieron y empezaron a jugar a soplar las fichas. Sin embargo, Mary aspiró una por accidente, provocando que se quede atascada en su nariz. Después de ello la mujer simplemente habría olvidado que la ficha permanecía en su cuerpo.

"Siempre tuve dificultades para respirar por la nariz a lo largo de los años, pero nunca lo pensé mucho", dijo.

Producto de la ficha, la nariz de Mary se torció un poco, pero indicó que después de la extracción le esperaba una vida de respiración mucho más fácil y quizá una nariz más recta.

Más leídas
 
Lo más reciente