Usuarios piden a Disney eliminar el final de Blancanieves por beso no consentido

jueves, 13 mayo 2021 - 14:39
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

Las últimas semanas se ha librado una guerra de generaciones en redes sociales, tras una publicación de un medio estadounidense, en donde se cuestionaba la validez de una de las películas más icónicas (y de las primeras) de los estudios de Disney. Resulta que, tras una visita al parque de atracciones en Anaheim, California, dos periodistas del San Francisco Chronicle observaron desde un punto distinto una de las escenas de la cinta Blancanieves y los siete enanitos, de 1937.

Resaltaron que como la joven (de apenas 14 años) estaba dormida, el beso del príncipe no fue consensuado y por ende “no puede ser amor verdadero si solo una persona sabe lo que está sucediendo”. La situación, además de estar plasmada en la película, también se recordaba en un juego del parque temático, el cual cambió su nombre de “La terrorífica aventura de Blancanieves” a “El deseo encantado de Blancanieves”.

Las periodistas indicaron que la experiencia del juego “conserva parte del encanto” del original, pero la parte final es la problemática, ya que, en tiempos actuales, la conducta antes mencionada está catalogada como un abuso y existe toda una lucha para erradicarla.

“¿No acordamos ya que el consentimiento en las primeras películas de Disney es un problema importante? Es difícil entender por qué Disneylandia en 2021 elegiría agregar una escena con ideas tan anticuadas de lo que un hombre puede hacer con una mujer, especialmente dado el énfasis actual de la compañía en eliminar escenas problemáticas de atracciones como Jungle Cruise y Splash Mountain”, dijeron.

REDES SOCIALES

En las redes hay quienes apoyan la perspectiva del San Francisco Chronicle y ha pedido a la productora eliminar el beso. No es la primera vez que un grupo de personas hace una solicitud a la compañía del ratón para que sean más conscientes sobre la necesidad de sensibilizar temas de índole social, especialmente en sus películas más antiguas. De esta forma, Disney actualizó las advertencias en sus clásicos animados como Dumbo, Peter Pan y Los Aristogatos, cintas con un posible contenido racista.

Por otro lado, hay personas que consideran que a esta nueva corriente de “cancelar todo” se le está yendo de la mano sus argumentos, situación que han ridiculizado en redes sociales a través de memes o mensajes irónicos.

Uno de los más antiguos colaboradores de Disney, Jim Shull, indicó que el contexto en el que se desarrolló la historia era muy distinto a lo que se vive actualmente. “Teniendo en cuenta el hecho de que los cambios culturales ocurren durante décadas, se debe reconocer que, en el contexto de la historia en la que se basa la película, el viaje es correcto. A la gente, por supuesto, se le permite que no le guste la historia, pero el equipo hizo un trabajo espectacular”, señaló.

Shull además manifestó que muchos cuentos de hadas europeos fueron escritos hace 200 años y su objetivo era "entretener y educar" al lector. "En una versión del cuento alemán 'Schneeweisschen' (Blancanieve), la joven en coma resucita cuando uno de los criados del príncipe deja caer su cuerpo, que expulsa la manzana envenenada de su garganta, y el príncipe no la besó", dijo Shull.

La experta en literatura infantil, Carola Martínez, explicó al medio Infobae que “las ficciones no son reales” y por lo tanto, “nadie le roba un beso a Blancanieves, básicamente porque Blancanieves no existe”. No obstante, la periodista británica Nichi Hodgson meniconó en una entrevista con Good Morning Britain que si bien la historia de Blancanieves muy antigua, Disney "tiene la responsabilidad de cambiar la trama” para no seguir perpetuando este discurso.

Hace poco también se habló de que el personaje de los Looney Tunes y Merry Melodies (1945) de Warner, Pepe le Pew, representaba el acoso de hombres a mujeres y que dichas representaciones deberían dejar de reproducirse en televisión. Las redes se incendiaron enseguida con personas que manifestaban su desagrado porque “la cultura de la cancelación” y “la generación de cristal” quería eliminar a un personaje con el que muchos crecieron. Sin embargo, en las versiones posteriores del personaje, como la de The Looney Tunes Show (2011) este se muestra con un enfoque distinto, muy alejado de cualquier acoso que podría haber perpetrado en el pasado.

Por la misma razón se ha hablado de Johnny Bravo, e inversamente de Miss Piggy, la bruja del 71 y Pucca, siendo estas representaciones femeninas quienes acosarían a sus intereses románticos. Asimismo, se ha dicho que El libro de la selva, Peter Pan y Speedy González perpetúan estereotipos negativos sobre una cultura.

Más leídas
 
Lo más reciente