<img src="https://certify.alexametrics.com/atrk.gif?account=fxUuj1aEsk00aa" style="display:none" height="1" width="1" alt="">

Mía Astral: “Los sueños no se cumplen, se trabajan”

Emprendedora, astróloga y escritora son tres palabras que definen a la venezolana que visita el Ecuador para su primer retiro de bienestar en las islas Galápagos.

22 marzo 2022 - Personajes

Hola, Mía. ¿Cómo comienzas este 2022?

El 2021 fue un buen año para mí y empiezo este 2022 muy enfocada en mis metas personales y profesionales.

Por lo que se percibe de ti, eres una mujer de conocimientos profundos, de búsqueda permanente, de preparación constante. ¿Cómo son tus procesos?

Creo que desde afuera parece que vivo procesos muy complejos, pero indagar, estudiar, conversar con personas con quienes puedo profundizar y tener rituales es parte de mi día a día, no algo que tengo que ver cómo “meto en mi agenda”. Por eso siento que mis procesos son bastante simples, porque desde hace más de 15 años este es mi estilo de vida.

Parecería que la astrología fue el inicio de tu trabajo al servicio de una comunidad que necesitaba conocerse internamente, pero hoy hay mucho más. ¿Qué nuevas corrientes o disciplinas te complementan?

Coaching, yoga, meditación y psicoanálisis. No son nuevas, tengo años practicándolas, pero la relación va cambiando mientras yo voy cambiando.

$!Foto: Cortesía.

¿Por qué te enfocas en orientar a las personas hacia el crecimiento personal?, ¿cuál es tu motor?

Mi motor es que en un principio yo quería crecer de muchas limitaciones que tomé desde niña. Aún tengo muchas por trabajar y mi fascinación por cómo funcionamos me inspira a seguir trabajando en ello; si en el camino puedo ayudar a otras personas, pues mucho mejor.

Nos enseñas a buscar nuestro propósito. ¿Cuáles serían las primeras preguntas que deberíamos hacernos en la búsqueda de ese propósito?

No creo en “buscar” sino en descubrir el propósito. Las primeras preguntas no estarían enfocadas directamente en eso, sino en calmar la mente de la persona que está llena de dudas y miedos a atreverse, al fracaso. Mis primeras preguntas cuando atiendo a alguien así son:

- ¿Cómo te ves en unos años?

- ¿Qué quieres tener en tu vida más adelante?

- ¿Qué sientes que amas hacer y compartir?

$!Foto: Cortesía.

En los días rápidos y locos de hoy, parece un desafío dedicarnos un tiempo para la reflexión, la pausa y el autoconocimiento. ¿Tú cómo lo haces y cómo recomiendas que lo hagamos?

El cómo lo hago ya lo expliqué; esos rituales, la meditación en la mañana, practicar yoga, escribir para bajar lo que pienso, estudiar, etc., son parte de mi vida, no tengo que buscarles una hora aparte de mi trabajo porque ya son parte. Si una persona no tiene tiempo, pero desea empezar a incluir algún ritual o espacio de autoconocimiento, le recomendaría escuchar un podcast con temas enriquecedores mientras hace el desayuno o maneja. Buscar al menos una hora a la semana para mover su cuerpo con intención, sacar al perro sin el celular y respirar profundamente. Son detalles y uno se siente tan bien que después va sumando más y más.

¿Cómo diferenciamos el ego del autoestima y cómo trabajar ambos?

El ego no es tan malo como lo pintan. Es la idea que tenemos de nosotros y necesitamos tener una, el detalle está en qué alimenta esa idea, porque si son inseguridades hambrientas el ego se irá hinchando, creando escenarios y situaciones que solo dejan a la persona más ciega de su verdadero potencial. El autoestima es la reputación que tenemos de nosotros mismos, es la apreciación que nos damos o nos quitamos, es la conexión con el valor y el autorespeto y se nota en la calidad de sanos límites que tenemos.

El cómo empezar a trabajarlos no es cuestión de una entrevista o una pregunta porque es un trabajo que no termina en nuestras vidas, pero las herramientas de autoconocimiento bien empleadas y trabajar con buenos facilitadores pueden mostrarle a la persona cómo empezar a dejar caer viejas narrativas, notar inseguridades y las reacciones que nacen de ellas, para poder llegar al inicio del trabajo del amor propio en sí.

$!Foto: Cortesía.

Se nota que haces un trabajo espiritual importante, pero no dejas de lado tu cuidado personal. ¿Consideras que ambos aspectos son igual de importantes?

Me gusta consentirme. Me gusta tomar tiempo en las mañanas para tener un ritual conmigo. Me gusta comer bien y ha sido un tema muy difícil en mi vida, creo que al fin estoy llevándolo con mucho amor. Sí, creo que cuidarme también es muy importante para mí.

Háblanos de tu viaje al Ecuador.

Tenemos preparado un retiro para explorar Galápagos (nunca he ido y me emociona muchísimo) y explorar también la conjunción entre Júpiter y Neptuno en Piscis, que es única en nuestras vidas y marca la disolución de lo que ya fue para que algo nuevo crezca. Es una conjunción que también marca angustia para quienes les cuesta dejar lo conocido, por eso, muy parecido al evento que hice en Argentina, tocaré el tema de la oportunidad de reinvención que hay en estos procesos. Todo en un ambiente natural, conectando con otras personas, llevando una alimentación sana, en un entorno enriquecedor. Será inigualable.

¿Qué huella quieres dejar en cada persona que sigue tus consejos o hace tus talleres?

Que sepan que cuentan con la sabiduría interna y las herramientas para atravesar sus propios procesos. Que el verdadero maestro está adentro.

Cuéntanos...

¿Ya descubriste tu propósito?, ¿cuál es?: Sí, ¡comunicar!

Tu signo: Sagitario

Tu mantra: Los sueños no se cumplen, se trabajan.

Un libro: Cosmos and psyche de Tarnas

Un ritual: Tiempo y espacio para reencontrarme.

Un sueño por cumplir: Viajar mucho más.

Compártenos