<img src="https://certify.alexametrics.com/atrk.gif?account=fxUuj1aEsk00aa" style="display:none" height="1" width="1" alt="">

Conviértete en una experta en biberones

Forma parte del nuevo mundo y ten claras todas las consideraciones a la hora de adquirlos.

29 junio 2022 - Mamá y yo

Serán parte de tu día a día, si tienes una lactancia exitosa también los necesitarás, pues en ellos le darás al bebé la leche materna que vas a ir acumulando y congelando o que te dejas sacada para esos momentitos que puedes no estar en casa. Te contamos sobre los tipos de biberones y sus tetinas o chupones.

BIBERONES:

MATERIAL

De plástico: Son livianos ni se rompen al caerse. Los médicos recomiendan que nunca uses biberones heredados o reutilizados, pues pueden contener bisfenol-A (BPA, por sus siglas en inglés), componente químico que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) ha prohibido por inquietudes sobre el efecto de este en la salud de los pequeños. Las marcas acreditadas obviamente no lo contienen, y es importante que lo sepas para que tengas cuidado al sentirte atraída por marcas sin referencia y demasiado económicas.

De vidrio: Son fáciles de limpiar y de esterilizar y por el material, no se adhieren gérmenes al accesorio. Debes ser cuidadosa pues se rompen con facilidad y puede resultar algo más pesados que los de plásticos.

De acero inoxidable: Son menos usados, eso sí, muy resistentes, pero suelen también ser bastante más costosos.

Desechables: son un tipo de manga de plástico, que se desecha con cada uso. Como se va comprimiendo a medida que el bebé ingiere, no se forman burbujas de aire, ahorran también tiempo de limpieza, sin embargo también son más costosos.

FORMA

Los estándar tienen costados planos o ligeramente redondeados, que hacen más fáciles su limpieza.

Los angulosos son más fáciles de sostener, tiene la ventaja que la leche se acumula en el extremo del biberón y eso evita que el bebé succione aire.

Los de boca amplia, que son cortos y anchos. Se considera que son más similares al pecho de la madre así que pueden ser una buena opción.

Los ventilados, que tienen un sistema de ventilación para evitar las burbujas de aire, a través de un tipo de pajita o tubito. Tendrás que considerar que es una pieza adicional para limpiar.

TAMAÑO

Pequeños: Con capacidad para 4 a 5 onzas (unos 120 a 150 ml).

Grandes: Para 8 o 9 onzas (unos 240 a 270 ml).

TETINAS O CHUPONES

Pueden ser de látex o de silicona. Las de látex más suaves pero duran menos tiempo. Las de silicona duran más y mantienen su forma.

Pueden tener forma de cúpula, planas o anchas.

Niveles de flujo, lento, mediano y rápido. Los lactantes comienzan con una perforación más pequeña y un nivel de flujo lento y se va cambiando según las demandas del bebé.

Compártenos