<img src="https://certify.alexametrics.com/atrk.gif?account=fxUuj1aEsk00aa" style="display:none" height="1" width="1" alt="">

Toallas femeninas de tela: una opción amigable con el planeta y tu bolsillo

18 enero 2022 - Bienestar

Existen diversas formas de controlar el periodo, pero si buscas una alternativa ecológica, entonces debes conocer las toallas femeninas de tela. A diferencia de su versión desechable, estas ofrecen la posibilidad de lavarse y ser reutilizadas.

De acuerdo a un estudio de la National Library of Medicine, mientras más frecuente es la exposición de “el tejido vulvar y vaginal” a compresas de un solo uso, “más vulnerables se vuelven hacia los químicos y a irritarse”. Si sueles ser víctima de afecciones similares, entonces esta opción es para ti.

Si sueles ser víctima de alguna de estas afecciones, entonces esta opción es para ti.

$!Foto: Pexels.

Beneficios de las toallas femeninas de tela

Al ser reutilizables, el ahorro en cuanto a compras relacionadas a la higiene menstrual es significativo. Ya no deberás preocuparte por comprar un paquete de toallas sanitarias o tampones al mes. Además, estas no provocan irritación ni guardan humedad debido a que están libres de plástico. Son lavables y duraderas.

$!Foto: Pexels.

¿Cómo se usan?

Debes considerar la cantidad de flujo de tu ciclo. Existen toallas de tela para cada tipo de flujo, ya sea bajo regular, o abundante. Incluso, las hay en diferentes tamaños. Asimismo, puedes buscar unas con diseños de tu agrado.

Colócala como lo harías con una compresa común. Estas tienen la capacidad de protegerte entre 4 a 8 horas al día y puedes cambiarla pasado ese periodo, o cuando sientas la necesidad de hacerlo. Asegúrate de que las alas estén bien colocadas para mayor confianza.

$!Foto: Pexels.

Sugerencias para lavarlas

Llena un envase de agua grande con agua fría y sumerge la toalla usada. Esto hará que la sangre se desprenda con facilidad. Déjala ahí por unas cuantas horas y cuando ya no suelte más fluido, retirala y frota con jabón neutro hasta que la mancha desaparezca.

Puedes secarla en una máquina o al sol. Una vez libres de humedad, podrás volverlas a utilizar.

Compártenos