<img src="https://certify.alexametrics.com/atrk.gif?account=fxUuj1aEsk00aa" style="display:none" height="1" width="1" alt="">

¿Nos dirigimos hacia un mundo estéril? La humanidad podría ser infértil para 2045, según un estudio

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que el mínimo para que un hombre sea considerado fértil son 15 millones de espermatozoides por mililitro. Este dato se basa en varones que han concebido un hijo en los últimos 12 meses. Solo el 5% con cantidades inferiores a 15 millones fue capaz de reproducirse.

6 agosto 2021 - Bienestar

La infertilidad afecta aproximadamente a 1 de cada 6 parejas. Tanto la infertilidad masculina como la femenina afectan a un 30% de las parejas. En el 20% de los casos se debe a un problema en ambos miembros de la pareja, mientras que otro 20% corresponde a una causa inexplicable que no puede ser identificada. Se puede considerar este diagnóstico cuando se da una incapacidad de lograr un embarazo después de un año de actividad sexual sin protección.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, la infertilidad es una enfermedad del sistema reproductivo femenino o masculino, en donde no se puede lograr un embarazo. Esta condición afecta a cerca de 186 millones de personas en el mundo. En los hombres los problemas más comunes son niveles bajos de semen o falta de movimiento del espermatozoide.

Un estudio de 2017 analizó 185 investigaciones con información de más de 40 mil hombres que dieron muestras de semen entre 1973 y 2011. El análisis encontró que en Occidente, específicamente en Norte América, Europa, Australia y Nueva Zelanda, ha habido una disminución de aproximadamente 52% en la concentración de esperma y casi 60% en el total de espermatozoides contabilizados por muestra.

También se estudiaron datos de Sudamérica, Asia y África pero sólo encontraron pequeñas disminuciones, aunque se cree que esto se debe a que no hay muchos estudios de estos países antes de 1985.

La cantidad de espermas está relacionado con la fecundidad y se utiliza para analizar la fertilidad, y está asociada a factores ambientales. Según el estudio, el medio ambiente moderno impacta la salud de los hombres por los químicos, los pesticidas, la dieta y el calor.

¿Qué está afectando a la fertilidad?

Un factor clave que determina la fertilidad femenina es la educación. Pero no la educación individual, sino la del conjunto de la sociedad. Si una comunidad es culta, la fertilidad desciende. Cuanto mayor sea el nivel educativo de una mujer, menor será la probabilidad de quedar embarazada durante su juventud.

Pero poder retrasar el momento de la maternidad no lo es todo. El estilo de vida escogido tiene mucha importancia. Sabemos que el tabaco, el alcohol y la obesidad afectan a la cantidad y calidad de óvulos. Las mujeres, como hemos comentado anteriormente, tienen el mayor número de óvulos cuando se encuentran en el vientre de su madre y, si esta fuma, afectará directamente a los óvulos del feto. El consumo de tabaco durante el embarazo está disminuyendo lentamente (del 15% en 2009 al 11% en 2014), pero el porcentaje entre poblaciones indígenas, como las de Australia, es aún muy elevado (45%).

Siempre se ha dicho que el tabaco y el alcohol son los factores principales para la disminución del número de espermatozoides, pero las evidencias ponen en duda estos datos. Los estudios apuntan a que los principales motivos de tal descenso son la obesidad y el estrés. Por ejemplo, niveles elevados de ansiedad y estrés han sido relacionados con bajos registros de espermatozoides. También el estrés vital (definido como dos o más sucesos estresantes acontecidos en los últimos 12 meses) produce ese efecto, no así el estrés derivado del trabajo.

Para los hombres, las simples cifras son una medida clara de fertilidad. Es la calidad del esperma producido lo que preocupa. La OMS establece que para que un hombre sea considerado fértil al menos un 4% de su esperma ha de tener buena apariencia. Pero, en realidad, es realmente difícil saber cuáles de los muchos factores implicados pueden estar afectando a la apariencia de los espermatozoides.

Los problemas a la hora de estudiar la fertilidad

Podemos debatir acerca de lo que los estudios dicen sobre la fertilidad, pero en Australia hay varios problemas inherentes a la investigación en este campo. Muchos de los datos que tenemos sobre la cantidad de espermatozoides provienen de dos fuentes: hombres que acuden a clínicas de fertilidad y hombres que se someten a exámenes médicos antes de ingresar en el ejército. La primera fuente se ciñe a aquellos que, seguramente, tienen un problema previo. La segunda, por su parte, se limita a un solo grupo de edad.

Los metaanálisis combinan los resultados de muchos estudios y se limitan a recoger aquellos que utilizan las mismas herramientas y mantienen el mismo enfoque para poder ser comparados de manera justa. Un extenso metaanálisis indicaba que fumar es perjudicial, pero los sujetos sometidos a estudio eran varones pacientes de una clínica de fertilidad, por lo que seguramente la mayoría de ellos eran estériles, fumaban o no.

Otro gran estudio se realizó con soldados de EEUU y Europa y no encontró relación entre la fertilidad y el consumo de alcohol. Esto pudo deberse a que solo tuvo en cuenta el alcohol ingerido la semana previa a las pruebas médicas, y es probable que muchos soldados no bebieron alcohol los días anteriores al examen.

Tags:
Compártenos