Delicias arquitectónicas en Cuenca | Vistazo

Delicias arquitectónicas en Cuenca

Tendencias

Delicias arquitectónicas en Cuenca

Cecibel Serrano | [email protected] Martes, 21 de Junio de 2016 - 16:42

Tres elegantes restaurantes de Cuenca: Villarosa, El Mercado y El Jardín, fueron diseñados por el guayaquileño Julio Vinueza. Sus atractivos estilos aportan belleza y buen gusto a la reconocida arquitectura de la capital azuaya.

La riqueza arquitectónica y cultural que posee la ciudad de Cuenca se nota en sus edificaciones de estilo colonial y republicano. Su centro histórico, junto a otros barrios artesanales, calles y sitios de importancia paisajística son razones suficientes para que la Atenas del Ecuador haya sido declarada por la UNESCO, en 1999, Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Además de estos tesoros que engalanan a la capital azuaya, es considerable destacar la oferta gastronómica que promueven varios restaurantes con decoraciones vanguardistas. Cada uno de estos lugares despierta los sentidos de los turistas y cuencanos que buscan una nueva experiencia al momento de degustar alguna especialidad.

Por cada una de estas razones nuestra revista C&D Construcción y Diseño ha dado un vistazo a tres restaurantes de esta hermosa ciudad, todos diseñados por el decorador guayaquileño Julio Vinueza. Los estilos y conceptos de Villarosa, El Mercado y El Jardín, fueron escogidos con el propósito de transmitir buen gusto y elegancia.

Expertos en decoración aseguran que el interiorismo de un restaurante es un punto clave para “seducir y fidelizar” a sus comensales, sin embargo, no basta que el sitio sea agradable sino también que hable de su cocina y además refleje la personalidad de sus dueños. Con varios de estos parámetros coincide Julio Vinueza, quien explica que al momento de diseñar un restaurante es importante plantearse cuatro preguntas: ¿Qué tipo de comida se servirá? ¿Qué estilo se busca? ¿Cómo es la arquitectura del lugar? ¿Cuál será el target del restaurante?

Una vez cumplidas todas estas características, se puede proyectar un espacio con personalidad.

DISEÑOS PARA TODOS LOS GUSTOS

Julio Vinueza comenta que en el negocio gastronómico cada restaurante debe transmitir una experiencia diferente, “aunque a veces se puede encontrar ciertos elementos que se repiten, pero esto se debe a que cada diseñador tiene su propio estilo y siempre nos gusta agregar un toque personal”. Por ejemplo, a él le gusta pintar las puertas de blanco y que sus trabajos tengan simetría.

Cuenca también se ha caracterizado por mantener una similitud en su arquitectura. Al preguntarle a Julio Vinueza si considera que la capital azuaya posee una decoración conservadora y elegante, él descarta la palabra “conservadora” pues sostiene que en la capital azuaya se observan cada vez más restaurantes de vanguardia, no solo en sus decoraciones sino también en su menú.


Foto: Cecilia Puebla

JULIO VINUEZA

Los estudios universitarios de Julio Vinueza giraron en torno al arte y la economía, en la Universidad de Miami. Luego viajó a Francia para continuar con su formación académica en la Universidad de Sorbona y en American College de París.

Su atracción por el arte y la arquitectura también lo llevó a tomar varios cursos de historia de la arquitectura y de dibujo técnico.

Vinueza lleva 30 años diseñando prendas de vestir, pero desde hace 10 incursionó en el diseño y la decoración.

Él, junto a su socio Juan Pablo Cárdenas, le han dado un estilo diferente a varios restaurantes y hoteles del país. En lo que respecta a la decoración de un restaurante, Julio Vinueza explica que a diferencia de una casa o departamento, el restaurante es un lugar público que debe cuidar las vías de circulación, pero a la vez tener una sensación de intimidad para cada uno de sus comensales.