Perro da positivo por COVID-19 en Estados Unidos; autoridades piden cuidar a sus mascotas | Vistazo

Perro da positivo por COVID-19 en Estados Unidos; autoridades piden cuidar a sus mascotas

Redacción Miércoles, 05 de Agosto de 2020 - 11:05
Facebook
Twitter
Email
Un perro del estado de Luisiana, Estados Unidos, resultó positivo por COVID-19, según informó el Departamento de Agricultura estatal. El diagnóstico se determinó a través de un análisis por muestra nasal.
 
La dependencia se rehusó a brindar detalles sobre el animal o el lugar en el que reside su propietario, citando las leyes federales de privacidad sanitaria. Sin embargo, es una clara alerta a los dueños de animales a mantener los cuidados necesarios.
 
El perro que dio positivo por COVID-19 en Luisiana se convierte en el primer caso de coronavirus confirmado en un animal en esa entidad.
 
El comisionado de Agricultura Mike Strain, dijo que no hay evidencia que indique que las mascotas desempeñen un papel significativo en la propagación del virus. Sin embargo, el funcionario instó a la ciudadanía a no abandonar a sus mascotas por temor a contraer la enfermedad.
 
La semana pasada, un pastor alemán, el primer perro diagnosticado con el COVID-19 en Estados Unidos, falleció a mediados de julio en Nueva York y sus dueños lamentaron que no se haya dedicado aún tiempo para investigar los efectos del virus en los animales.
 
Buddy, a quien le encantaban los largos paseos y nadar, comenzó a tener problemas respiratorios a mediados de abril, mes en que cumplió siete años, de acuerdo con sus propietarios, la familia Mahoney, de acuerdo con un artículo de la revista National Geographic que destaca la prensa local.
 
Para esa fecha, su dueño, que había estado lidiando con los síntomas del virus durante semanas, también arrojó positivo al COVID-19 mientras que Buddy desarrolló una mucosidad espesa en su nariz y comenzó a respirar forzadamente.
 
No obstante, los resultados de una prueba de sangre que le habían hecho al perro y cuyos resultados recibieron ese mismo día indicaron que el pastor alemán probablemente tenía cáncer.