<img src="https://certify.alexametrics.com/atrk.gif?account=fxUuj1aEsk00aa" style="display:none" height="1" width="1" alt="">

Parto humanizado y madres empoderadas

El “parto humanizado” se logra cuando se otorga a la futura mamá el protagonismo al dar a luz, con información adecuada y grandes dosis de confianza.

19 julio 2022 - Mamá y yo

A través de atención, información y planificación de lo que será su parto, las gestantes pueden experimentarlo como un proceso fisiológico, sano y saludable, en que podrán tomar, junto con el equipo médico, las decisiones adecuadas a su caso en particular. A juicio de Dra. Cristina Arcos Bailón, ginecóloga obstetra del Hospital Vozandes de Quito, otro de los parámetros importantes es considerar los tiempos naturales y la evolución del parto: “Además del parto vía vaginal, puede darse el caso de una cesárea cuando sean obstétricamente indicadas, y nos permitan garantizar el bienestar de la mamá y del bebé”.

UN SER QUERIDO CERCA

El parto humanizado prioriza la presencia de la persona que la madre haya escogido para que la acompañe durante su labor de parto. Estas personas deben también estar bien informadas, para que le den un apoyo eficiente durante este proceso fisiológico, en algunas ocasiones doloroso, con las que madres tienen a sus hijos.

LO QUE EL CUERPO DICE

Se procura que la paciente no esté en cama desde el inicio del trabajo de parto, se le permite consumir líquidos claros y se evita la administración de fármacos que no sean necesarios. En cuanto a las posiciones recomendadas para dar a luz, la Dra. Arcos puntualiza: “Se recomienda la libre posición de parto, porque en el momento que la madre tiene ya sus contracciones, ella misma debe escoger la forma en que desea traer su hijo al mundo. Para ello, el personal debe estar capacitado para recibir al niño, en la forma que la madre haya decidido tenerlo”.

Sobre las cesáreas la especialista comenta: “Existen estudios que demuestran que, a nivel del Ecuador, en el sector privado, los partos vía cesárea alcanzan hasta un 57%, mientras que en el sector público están alrededor del 23%. El parto humanizado está encaminado a reducir estas tasas, por supuesto teniendo en cuenta que debe primar el criterio médico para mantener y asegurar el bienestar materno y fetal”.

AL NACER EL BEBÉ

Apego precoz: El pediatra que recibe al bebé lo pone en el pecho desnudo de su mamá para que reciba inmediatamente su calor y se dé un acercamiento a la lactancia inmediato

Corte oportuno del cordón umbilical: una vez que ha pasado suficiente sangre y este ha dejado de latir, eso evita que haya anemia en los recién nacidos.

El bebé siempre con la mamá: Que el recién nacido permanezca permanentemente al lado de su madre, para conquistar apego precoz y la lactancia materna exclusiva.

Compártenos