Teletrabajo, ¿cómo sacarle el máximo provecho? | Vistazo

Teletrabajo, ¿cómo sacarle el máximo provecho?

  • El teletrabajo o home office se va abriendo espacio en empresas de todo el mundo como una alternativa ante la pandemia mundial. Foto: Pixabay

07 de septiembre del 2020 - Bienestar
Fuente: Hogar
Cuando en los años 60 se estrenaba el primer capítulo de “Los Supersónicos” veíamos cómo los personajes de la serie animada desarrollaban su vida en un mundo futurista, con casas suspendidas, citas médicas por videollamadas y trabajando desde sus hogares en medio de computadoras avanzadas. Esta trama se desarrollaba en el 2062 y, tal vez, pensábamos que faltaban muchos años para llegar a ello, sin embargo, la emergencia sanitaria del Covid-19, en este año, ha cambiado la vida de millones de personas y el mundo habitual que conocemos. 
 
La psicóloga general sanitaria, Isabella Benincasa, nos ayuda a abordar este tema, destacando los aspectos positivos y negativos del home office y, sobre todo, nos da algunos consejos para realizar teletrabajo y rendir al máximo en las tareas, con el fin de que la práctica de esta rutina se convierta en un hábito y no resulte forzoso.
 
MÁXIMO PROVECHO
Según la experta, existen algunas pautas muy importantes sobre el teletrabajo que se deben acompañar al factor tiempo para tener un desempeño adaptativo en la jornada laboral desde casa. Comenzando por mantener un horario de sueño estable, procurando dormir entre 7 y 9 horas, de forma que al día siguiente la persona cuente con capacidad plena para desempeñar su papel, tomar decisiones y realizar las actividades diarias sin tener una sensación de somnolencia. También menciona que es importante que se mantenga los hábitos alimenticios, tanto en número de comidas como en los alimentos que suele ingerir. Establecer los horarios de la jornada laboral, para el inicio y para el fin, y durante este tiempo, procurar mantenerse hidratado, ya que la actividad cognitiva también es desgastante, además de hacer pequeños descansos para mantener la eficiencia. “Para estar en sintonía entre el trabajo, mente y cuerpo, escoger ropa acorde para la ocasión, dejando el pijama afuera. Seleccionar un espacio de la casa que se pueda convertir en la oficina, con el objetivo de no buscar uno nuevo cada día. Ordenar este lugar eliminando distractores y seleccionando las herramientas necesarias para el desempeño de la actividad laboral”, aconseja la psicóloga.
 
ASPECTOS  POSITIVOS
El home office favorece a la autonomía del individuo en gran porcentaje. Por un lado, la especialista indica que, al cumplir con las expectativas y horarios planteados por la empresa, la persona puede llegar a experimentar una mejora en su autoestima, ya que se percibe como alguien capaz y competente de llevar a cabo sus responsabilidades laborales con éxito y sin necesidad de ayudas externas. También le ahorra el trayecto de camino a la empresa y le brinda más tiempo para desempeñar otras actividades y disfrutar del tiempo familiar. “El teletrabajo es una gran conveniencia para los individuos que tienen otras responsabilidades familiares y personales que cumplir y que, sin esta modalidad, se verían imposibilitados de ejercer su vida laboral. No olvidemos que es una oportunidad para las personas con alguna discapacidad física, ya que no se les permite acceder a ciertos tipos de empleos”, resalta la psicóloga.
 
Se procura cumplir con los horarios establecidos y apartar tiempo para actividades recreativas. Foto: Pixabay
 
ASPECTOS NEGATIVOS
La tarea de acostumbrar a nuestra cabeza a realizar todas las actividades diarias bajo el mismo techo, que usualmente solíamos hacer en distintos contextos, significa un verdadero reto. Los seres humanos somos biológicamente sociables y ahora debido a la cuarentena, el contacto físico con los compañeros de trabajo, al que se estaba acostumbrado, es nulo. En estas circunstancias es muy probable sentirse aislado (aunque se conviva con más personas en el hogar). Hay que tener en cuenta que el aislamiento es físico, no social. 
 
Acorde a la experta, puede resultar agotador estar expuesto constantemente a varios dispositivos electrónicos durante la jornada en casa, por esta razón es importante descansar. El hecho de realizar teletrabajo es un desencadenante del sedentarismo: por cansancio, por falta de organización en los horarios nos olvidamos de nuestro propio cuidado (realizar ejercicio, alimentarnos correctamente, rutinas de sueño estables, entre otros). Por último, la psicóloga añade que el deseo firme de superarse, entregar cada vez más de sí, duplicando las horas de trabajo y no respetando los días libres, puede considerarse como adicción al trabajo, aplazando la hora de finalización de la jornada laboral.
 
¿LA MODALIDAD DEL FUTURO?
Los cambios son complicados, nos exigen esfuerzo constante para adaptarnos a ellos y, en circunstancias como en la que nos encontramos, es posible que en un principio no sepamos cómo organizar todas las demandas del entorno, ya que vienen de distintas esferas (vida personal, laboral, de pareja, familiar, de cuidador, entre otros). La psicóloga nos explica que esta no es la modalidad del futuro, sino del ahora, y que lo desarrollaremos aún más. Ella comenta que a partir de este acontecimiento tan impactante que estamos viviendo, nuestras relaciones con el resto de personas no van a ser iguales porque es justamente “la vida normal” la que nos ha pedido un cambio. “Este es el momento de poner a prueba a muchos profesionales, para que encuentren su cauce junto a la tecnología, así como lo han hecho en otros países”, afirma. 
 
Según el informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) del 2019, los países que tienen mayor desarrollo del teletrabajo son Finlandia, Suecia, Países Bajos, Japón, Estados Unidos y Colombia. Siendo los punteros en Europa los estados escandinavos, seguidos por Bélgica, Francia y Reino Unido. En nuestro país, una encuesta realizada por CEDATOS arrojó que apenas el 26 % de ecuatorianos ha podido laborar a distancia frente a la crisis de la pandemia, y un 5 % ha podido trabajar y estudiar al mismo tiempo. Sin embargo, organizaciones como Girls In Tech promueven la educación en las TIC en el Ecuador, capacitando aproximadamente a 3.700 niñas y mujeres de todos los sectores socioeconómicos, con la expectativa de que se vuelquen a un ámbito más digital. “El teletrabajo es una modalidad que se encuentra en movimiento, con mucha acogida y, por lo mismo, va creciendo a gran escala, por lo que las nuevas generaciones no pensarán dos veces en optar por teletrabajar”, dice la experta.
 
CUIDADO CON EL ESTRÉS
El estrés laboral aparece cuando percibimos que las herramientas o capacidades para afrontar una situación son insuficientes. “La exposición prolongada a altos niveles de estrés tiene consecuencias negativas en la salud, aumenta la producción hormonal del cortisol, como resultado puede afectar a la presión arterial, la mucosa intestinal y, a futuro, presentar otras enfermedades comórbidas como el insomnio”, explica la especialista.
 
TELETRABAJO, HIJOS Y HOGAR
Organizarse entre estos tres elementos, más que un reto, puede convertirse en una oportunidad. La cooperación familiar puede ser de gran ayuda, el hecho de que todos estemos en casa puede ser idóneo para reconocer el esfuerzo que la otra persona hace para que todo salga de la mejor manera posible. Es entonces cuando hablamos de trabajo en equipo, delegando tareas con tu pareja o semejantes. Cumplir con los horarios establecidos y apartar tiempo para actividades recreativas y distractoras con los niños, evitando contaminarse de temas como el virus o asuntos de trabajo.
Compártenos
Suscríbete a la revista impresa
Permanece [email protected] con lo más reciente en tendencias