<img src="https://certify.alexametrics.com/atrk.gif?account=fxUuj1aEsk00aa" style="display:none" height="1" width="1" alt="">

Andrea Encalada, construyendo sueños

Ninguna meta es difícil de alcanzar si uno se lo propone. Andrea Encalada ha hecho realidad su proyecto de ayudar a mujeres y a hombres a prevenir y a tratar diferentes tipos de cáncer.

6 diciembre 2022 - Revista Hogar

Una experiencia de vida cambió el rumbo de la suya para siempre. Para Andrea, una profesional en el campo de la administración de empresas y la comunicación, el descubrimiento de un posible tumor constituyó un repentino despertar. “Cuando tenía 23 años identifiqué una bolita que apareció en mi mama derecha y de forma inmediata, al siguiente día, fui operada con un diagnóstico de mastospatía fibroquística benigna. En ese momento las dudas y el miedo, pero sobre todo, el desconocimiento generaron en mí y en mi familia mucha ansiedad, ya que no conocíamos mucho sobre el tema”. Luego de su primera operación, se realiza controles médicos cada seis meses, acompañados de la ecografía mamaria donde se observa el estado de las mamas. Confiesa que su caso la ha ayudado a crear una conciencia de prevención. “Hoy por hoy tengo 38 años y desde mi primera intervención a la fecha me han realizado un total de cuatro operaciones, donde gracias a Dios el resultado sigue siendo benigno”.

$!Foto: Pexels.

Apoyando a otros

Esta vivencia la motivó a explorar e investigar sobre el tema y sobre cómo podía ayudar a otras mujeres que no habían tenido la misma suerte y que sí padecían de algún tumor maligno. De esta forma nace CEPREME, un centro sin fines de lucro para la Capacitación y Prevención de las Enfermedades de la Mujer Ecuatoriana. Con orgullo, Andrea explica que el centro próximamente cumplirá 14 años de vida, “Trabajamos actualmente en la prevención del cáncer de mama, cuello uterino, piel, próstata, pulmón y ovarios, ayudamos a pacientes oncológicos y a sus familias a través de los diferentes proyectos que llevamos a cabo para mejorar su calidad de vida. Con el paso del tiempo, creamos también programas de apoyo psicológico que son esenciales para enfrentar de mejor manera los tratamientos”. Además, antes de la pandemia la joven profesional abre las puertas de su primer centro de especialidades médicas CEPREMED, donde realizan exámenes como ecografías mamarias y citas mastológicas. Al preguntarle sobre sueños cumplidos, no duda en contestar, “Me siento bendecida, ya que, de la mano de Dios y de la empresa privada que cree en mi trabajo, he podido entregar 4500 chequeos clínicos gratuitos estos dos últimos años”.

Andrea insiste en que la prevención es la base para salvar vidas y recomienda:

- Realizar un chequeo clínico anual, que incluya una ecografía, si tienes de 30 a 40 años.

- Realizar un chequeo clínico anual, que incluya una ecografía además de una mamografía si tienes más de 40 años.

- Alimentarte sanamente, incluyendo agua, frutas y verduras en tu dieta diaria.

- Hacer ejercicio por lo menos 30 minutos cada día.

- Acudir al médico inmediatamente si observas cualquier cambio en las mamas, como: retracción (movimiento hacia atrás o tejido que ha sufrido una disminución del volumen), enrojecimiento, piel naranja, fluidos por las mamas o presencia de algún bulto.

$!Foto: Pexels.

Algunos indicadores de la enfermedad en el país:

Según el informe de “Cancer Tomorrow” de la OMS, entre el 2020 y el 2025, alrededor de 4000 mujeres ecuatorianas serían diagnosticadas con cáncer de mama.

En el 2020, Globocan (Observatorio Global de Cáncer), compartió un reporte que indicaba que el cáncer de mama es el tipo de cáncer con la mayor tasa de incidencia y el segundo tipo de esta enfermedad con mayor tasa de mortalidad en el Ecuador.

Compártenos