Perspectiva en 360 grados | Vistazo

Perspectiva en 360 grados

Tendencias

Perspectiva en 360 grados

Darwin Borja / [email protected] Lunes, 24 de Diciembre de 2018 - 13:12
El fotógrafo ambateño Santiago Salinas captura el mundo que le rodea con un enfoque diferente. En sus fotos, ningún detalle pasa desapercibido como las coloridas máscaras de un taller de Píllaro, en Tungurahua.
 
Cuando llega a un lugar, Santiago Salinas Aguilar mira ese espacio en 360 grados. De esa forma, él busca que el espectador se adentre a ese sitio y se sienta parte de ese lugar. Desde esa perspectiva, el fotógrafo ambateño de 43 años capturó varios rincones en los que se plasman las tradiciones y la interculturalidad del centro del país.
 
Miguel Oyaque es uno de los pocos zapateros remendones de la vieja escuela que quedan en Ambato, provincia de Tungurahua. Él atiende al paso a los apurados transeúntes.
 
Una de esas imágenes es la del taller de máscaras de Ángel Velasco, ubicado en Píllaro, cantón ubicado al oriente de Ambato. Allí se elaboran con papel, alambre, cuernos de animales y pegamento esos objetos que representan al personaje central de la Diablada de Píllaro, una fiesta que se celebra entre el 1 y el 6 de enero.
 
Velasco inició ese oficio a los 20 años, cuando decidió participar con una máscara elaborada por él. Desde esa ocasión, los pedidos llegan a su taller con meses de anticipación y ninguna se ha repetido en sus tres décadas de artesano. Algunas de sus creaciones forman parte de colecciones privadas, entre ellas las adquiridas por el afamado pintor Oswaldo Guayasamín.
 
“Aunque rodeado de caras que a muchos podrían molestar, Ángel Velasco parece haber llegado a una tregua con los seres del inframundo”, señala Salinas.
 
Esa festividad, declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Nación en 2009, se originó cuando los integrantes de una comunidad de Píllaro se disfrazaron de diablos con el fin de evitar que los de otra población vecina cortejen a sus mujeres. Otra teoría señala que surgió como rebeldía de los indígenas al coloniaje español. Ahora, en los seis primeros días del año miles de diablitos se toman las calles del cantón tungurahuense.
 
En el taller de Ángel Velasco, en Píllaro (Tungurahua), se elaboran con papel, alambre, cuernos de animales y pegamento las máscaras que representan al personaje central de la Diablada, una fiesta que se celebra entre el 1 y el 6 de enero.
 
Espacios
Santiago Salinas, quien es fotógrafo Google Street View, también recorre las calles de su natal Ambato. En una de sus caminatas capturó una hueca en la que venden tortillas de maíz horneadas. Ese es el local de Mercedes Ríos, que fue fundado por su madre meses antes del terremoto de Ambato en 1949.
 
En otra ocasión fue la zapatería de Miguel Oyaque. Él es uno de los pocos zapateros remendones de la vieja escuela que quedan en el centro de la ciudad.
 
Como foto del día fue designada esta imagen captada en Guatapé, al norte de Colombia, por la aplicación móvil PhotoPills. En ella sobresale la Vía Láctea.
 
 
Al igual que nuestros antepasados, quienes no solo adoraron a los astros sino que investigaron sobre el universo, Salinas también mira hacia las estrellas. En una de sus fotografías, tomada en Guatapé, al norte de Colombia, captó la Vía Láctea. Esa imagen en la que se aprecia en un 90 por ciento el firmamento fue reconocida el 28 de febrero pasado como foto del día por la aplicación PhotoPills.
 
“Las estrellas acompañaron en silencio a tres fotógrafos que reían contando sus anécdotas de viajes y aventuras en la búsqueda interminable de la luz”, rememora Salinas, un diseñador gráfico que desde 2015 se especializó en fotos de 360 grados y el año pasado compartió un campamento con varios fotógrafos de PhotoPills en Menorca, España.
 
Con la ayuda de esa herramienta digital, también logró una panorámica del volcán Cotopaxi con la Vía Láctea desde una hostería ubicada cerca del Parque Nacional homónimo. “A simple vista no veíamos nada, pero me señalaron la dirección en la que se encontraba la montaña y de esta manera ubiqué mis equipos para conseguir la toma”, añade.
 
El volcán Cotopaxi queda pequeño junto a los astros que forman parte de la Vía Láctea. Esta imagen fue captada en una hacienda ubicada junto al Parque Nacional.
 
Visión amplia
Santiago Salinas fundó la empresa Giroscopika en Ambato para realizar fotos publicitarias en 360 grados, algunas de ellas son de interiores de los vehículos nuevos. Además dirige la revista Mi Ciudad. Antes trabajó en El Comercio, en donde fue uno de los responsables del diseño del sitio web del diario quiteño.
 
Sin embargo, su pasión por el arte visual lo ha llevado a recorrer varios países. Una de las fotos con las que se siente identificado es la del Empire State, en Nueva York. Allí captó el atardecer en segundos de uno de los sitios más concurridos de Estados Unidos. Utilizó una técnica antigua para lograr un resultado favorable.
 
Pero la que más admiración ha causado por sus seguidores es la de la iglesia de La Compañía, ubicada en el Centro Histórico de Quito. Al momento ha sido compartida unas 16 mil veces en las redes sociales.
 
Esa imagen del interior del templo fue captada a seis metros de altura, al mismo nivel de los ojos de la Virgen La Dolorosa, ubicada en el altar que se caracteriza por sus láminas de oro. En total ochos fotos componen el resultado final en 360 grados.
 
Ese santuario fue construido por los jesuitas en los siglos XVII y XVIII. Allí se exhibe la habilidad de los artistas de la Escuela Quiteña, conformada por mestizos e indígenas durante la Colonia.
Su siguiente reto es perfeccionar su arte. Con ello, continuará con su interés de mostrar más lugares del país en ese formato, en especial de sitios que “añoran los migrantes”.
 
La noria La Perla, en Guayaquil, tiene 57 metros de altura y sobresale en el lado norte del Malecón 2000. Fue inaugurada en agosto de 2016. Es la primera del país.