Crecimiento inteligente | Vistazo

Crecimiento inteligente

Cecilio Moreno | cmoreno@vistazo.com Viernes, 19 de Febrero de 2016 - 12:09
Facebook
Twitter
Email
La china Huawei desafió en Las Vegas a sus competidores en el mercado de smartphones. En 2015 sus ventas crecieron un 44 por ciento y ya son los terceros a nivel mundial y primeros en varios países latinoamericanos.
 
“En un mercado Android, sensible a los precios y colmado de fabricantes, Huawei es un magnífico ejemplo de una filosofía comercial moderna emergente de industrias chinas”, comentó Mark Skilton, un catedrático de sistemas de información y gestión de la inglesa Warwick Business School, una de las mejores escuelas de negocios del mundo. “Huawei ha pasado de ser una empresa china desconocida, y de posteriormente tener el sexto lugar, a convertirse en el fabricante de teléfonos móviles con mayor crecimiento en el mundo”, añadió Skilton en una columna escrita para un medio digital europeo.
 

La sede central Huawei, también conocida como “La Casa Blanca”, se
encuentra en Shenzhen, ciudad industrial cerca de Beijing. Es una
las seis más grandes compañías de telecomunicaciones del mundo.
 
Y las cifras hablan por sí solas. En los últimos cinco años quintuplicaron las ventas de teléfonos inteligentes a todos los mercados del planeta. Pasaron de 20 millones de smartphones en 2011 a 108 millones el año pasado. Y en los últimos dos años superaron a Lenovo, Motorola y Xiaomi para llevarse la medalla de bronce, pero muy cerca de Apple y acortando distancias con el líder indiscutible: Samsung. Y la región donde más crecen es América Latina. En Costa Rica y Perú ya son líderes con más del 25 por ciento de esos mercados. En Ecuador, la marca se está posicionando con éxito y no hay centro comercial donde no encontremos al menos una isla donde el llamativo rojo del logo capte la atención.
 
ANILLO ÓPTICO EN GUAYAQUIL
 
La primera vez que se escuchó de Huawei en el Ecuador fue en tiempos de la desaparecida Pacifictel. La telefónica estatal en la segunda mitad de los años 90 decidió unir con fibra óptica todas las centrales de Guayaquil y la líder en esa operación fue una empresa china hasta entonces poco conocida: Huawei.
 
 
En China, Huawei es considerada una empresa privada multinacional. La historia empezó en 1987 cuando Ren Zhengfei, hoy CEO de la multinacional, fundó una importadora de centrales telefónicas PBX. Dos años después los pedidos iban en aumento impulsados por el crecimiento que experimentaba el gigante asiático. Entonces decidió experimentar, fabricar y vender sus propios conmutadores. El primer golpe lo dieron en 1993 al lanzar el primer switch digital telefónico con capacidad para 10 mil líneas y los clientes fueron pequeñas ciudades e importantes sectores rurales.
 
La primera incursión en telefonía celular fue en 1997, coincidiendo también con los primeros contratos obtenidos fuera de las fronteras chinas.
 

Ren Zhengfei fundó Huawei en 1987. El nombre en el
idioma chino hace referencia a un “acto magnífico”.
 
No todo fue color de rosas. Ya para el año 2000 los Estados Unidos acusaron a Huawei de haber violado las sanciones impuestas por Naciones Unidas al régimen iraquí de Sadam Husein al haber instalado allí un sistema de telecomunicaciones. Sin embargo, el canciller chino negó que empresas de su país hayan asistido a Irak en esas tareas. Años más tarde algo similar ocurrió con Irán. El régimen de Mahmud Ahmadineyad fue acusado de intensificar la vigilancia de sus ciudadanos. Paralelamente Huawei trabajaba con Irancell y con otras compañías persas. Un representante de Huawei ratificó que el compromiso corporativo de su empresa fue siempre cumplir con las sanciones económicas de la ONU: “Creemos que nuestras operaciones empresariales en Irán cumplen plenamente todas las regulaciones relevantes”.
 
Pero se atribuye a estos antecedentes el hecho de que el Departamento de Comercio de Estados Unidos haya prohibido la participación de Huawei en el desarrollo de una red nacional inalámbrica de emergencia para policías, bomberos y personal médico debido a “preocupaciones de seguridad nacional”.
 
Recordación de marca. Una de sus estrategias de marketing ha
sido el auspicio a destacados equipos de fútbol en el mundo.
En Ecuador, Emelec fue el elegido.
 
Pero los tiempos han cambiado rápidamente y fue en Estados Unidos, durante la feria de tecnología más grande del mundo, la CES 2016, en Las vegas, donde Richard Yu, uno de los más altos funcionarios de la compañía china, lanzara el desafío de convertirse en el primer proveedor de teléfonos inteligentes del mundo, prometiendo este mismo año sobrepasar en ventas a Apple, de la cual dijo están a solo dos puntos porcentuales de diferencia. Huawei tendría actualmente el 10 por ciento del mercado mundial, mientras que la norteamericana Apple tiene el 12 por ciento. Lejos está aún el coreano Samsung con el 28 por ciento.