Creciente demanda de oxígeno medicinal durante la emergencia | Vistazo

Creciente demanda de oxígeno medicinal durante la emergencia

Redacción Enfoque Lunes, 01 de Junio de 2020 - 18:19
Facebook
Twitter
Email

El oxígeno medicinal suplementario es considerado un elemento vital para tratar casos relacionados con el COVID-19. Es por ello que, la Organización Mundial de la Salud recomienda la administración de este gas en los pacientes adultos que tengan el virus y padezcan del síndrome de insuficiencia respiratoria aguda (SIRA) y distrés respiratorio o hipoxemia, que significa una disminución anormal de la presión parcial de oxígeno en la sangre arterial.

En Ecuador, la crisis sanitaria desencadenada, luego de la aparición del COVID-19, originó una alta demanda de oxígeno medicinal, e incluso la escasez del mismo. Cristián Vélez, gerente general de INDURA Ecuador, comenta que los requerimientos del mismo, aumentaron a partir de la tercera semana de marzo, siendo Guayaquil la ciudad que ocupó el 70 por ciento de la demanda a nivel nacional.

La planta de la empresa produce oxígeno y otros gases de aplicación medicinal, los cuales son dirigidos a hospitales, centros de salud y clínicas del país. Debido a la emergencia sanitaria, la compañía continúa diseñando y construyendo redes centralizadas de gases medicinales por tubería para suministrar de mejor manera el oxígeno y reducir el uso de cilindros.

Para precautelar la salud de sus trabajadores en medio de esta situación, Vélez indica que INDURA ha realizado un monitoreo constante de los colaboradores y contratistas. También ha dispuesto la realización de pruebas rápidas, la implementación de protocolos de limpieza y sanitización en la planta, en la flota de camiones y sucursales, además ha facilitado el transporte al personal para garantizar el abastecimiento de cilindros.

SWISSGAS del Ecuador es otra planta productora que ha abastecido de oxígeno líquido y gaseoso a varios hospitales públicos y privados del país. Alex Frías, gerente general de la empresa, afirma que debido a la triplicación de la demanda del producto se garantizó la cobertura a los centros hospitalarios con quienes ya habían tenido un contrato previo.

Adicional a ello, la compañía abrió un centro de atención a personas particulares en su planta para que puedan realizar el intercambio de cilindros vacíos por llenos. “En el caso de que los pacientes necesiten y cuentan con su tanque de oxígeno pueden intercambiarlo con nosotros. También, hemos incluido un servicio de conversión de cilindros de oxígeno industrial en oxígenos medicinales”, explica Frías.

Varios de los lugares atendidos por SWISSGAS han sido el Hospital del IESS de los Ceibos, el cual ha sido destinado a atender casos de coronavirus; SOLCA, el Hospital Carlos Andrade Marín, Hospital de los Valles, el Hospital del IESS, al sur de Quito y la mayoría de los nosocomios de Cuenca, incluidos distribuidores de algunas provincias.

Cobertura directa
Con la declaratoria de emergencia sanitaria, la jornada laboral de Freddy Carranza, propietario de Oxígeno S.A., inicia a las 03h00 de la mañana para dirigirse tres veces por semana a una planta productora de oxígeno, ubicada en Durán, a fin de abastecerse de aproximadamente 70 cilindros de 6 y 10 metros cúbicos de presión. Luego de la extensa fila que debe realizar, Carranza comenta que a las 19h00 o 20h00 logra regresar a las bodegas de su empresa para comercializar los tanques de oxígenos o incluso llevar a domicilio en caso de que el cliente lo requiera.

Para ello, la empresa cuenta con dos vehículos y un camión, y además de distribuir los tanques entrega bajo pedidos mascarillas N95 y de doble filtro, reguladores, cánulas, vasos unificadores, cilindros de 1, 2, y 4 metros cúbicos y también reguladores de oxígeno tipo yugo.

Entre las medidas sanitarias preventivas que implica esta actividad, consta la desinfección diaria de los cilindros de oxígeno. “Al llegar al punto de entrega se pide al cliente que mantenga una distancia de dos metros, luego se fumiga el cilindro y se lo deja al pie de la dirección del cliente. Asimismo, tenemos un cesto para que el cliente deposite el dinero para desinfectarlo antes de ingresarlo al vehículo”, indica. Las oficinas y bodegas también son fumigadas, asimismo se aplican medidas de desinfección de los empleados y el uso de equipos y trajes de protección.