“La voz es inseparable del trabajo del cuerpo” | Vistazo

“La voz es inseparable del trabajo del cuerpo”

Redacción Martes, 26 de Mayo de 2020 - 21:09
Facebook
Twitter
Email
Todo un día de intenso trabajo actoral, montaje, de entender cuál intención calza mejor con el propósito de la obra, grabación, repetición.
 
Y luego, una larga jornada de edición, que quedará sintetizada en apróximadamente 17 minutos de audio. 
 
Así trabajan Santiago Roldós, Pilar Aranda y Estefanía Rodríguez en "Limbo Radioteatro", un nuevo proyecto de Muégano Teatro que busca llevar a formato sonoro algunas de las obras emblemáticas de esta compañía. La primera en montarse ha sido "Pequeño ensayo sobre la soledad". 
 

 
"Este rompecabezas sobre la mapaternidad y la infancia nació hace casi diez años, del deseo de hacer algo especial para las niñas y los niños de Guayaquil, tan carente de diversión y libertad. Es una rayuela y una especie de escuela donde conviven la Quijota de la Mancha, el circo de las hermanas hormigas, Hamlet y su papá", explican en su sitio web, donde además se pueden encontrar todos los episodios trabajados hasta el momento. 
 
La obra completa se montó en tres episodios, que en formato podcast, se cuelgan en diferentes plataformas -Soundcloud, Spotify- todos los jueves. El cuarto episodio será un programa especial, que según cuenta Roldós, aún no tiene un guión definido pero que quizá se trate de una especie de "detrás de los micrófonos", con material que no se incluyó en los tres episodios oficiales, con audios del feedback que han recibido hasta ahora de oyentes de otros países. 
 
"Tenemos audios de oyentes de Brasil, México, Argentina, entonces es chévere jugar con esa constelación de acentos de español. Esta ha sido una de las cosas bacanes del podcast", dice el director teatral, que ahora en la versión radiofónica de Muégano hace también de editor de sonido y productor.
 
Todos los roles están algo trastocados y todos hacen de todo un poco, explica Pilar Aranda, quien anhelaba llevar las obras de las tablas hacia el audio desde hace mucho, mucho tiempo. 
 
"Este medio nos ha planteado otras preguntas, que nos ha permitido divertirnos y subvertir nuestra práctica. Mi influencia de la radio viene desde mi infancia en México. Mi mamá nos ponía en la radio los programas matinales, infantiles, programas de historia e incluso radionovelas con adaptaciones como Cumbres Borrascosas, de Emily Brontë", cuenta. 
 
Creció con esto, narra. Y luego vinieron algunas pruebas e intentos del montaje de un radioteatro en el Instituto Superior Tecnológico de Artes del Ecuador (ITAE) y luego en la Universidad de las Artes.
 
Pero, ¿cómo la voz puede reemplazar al cuerpo en esta nueva puesta en escena de sus obras? 
 
Es imposible, explica Roldós. "No se ve que ponemos el cuerpo, pero se pone. Igual eso se siente en la interpretación. La voz es inseparable del trabajo del cuerpo. Es lo más inmaterial del cuerpo, si se lo puede llamar de alguna manera o lo mas cercano a eso", dice. 
 
Cuenta que los montajes de Muégano siempre fueron muy "radiales", muy musicales, rítmicos. "El teatro desde su origen es menos literario que musical. Tiene menos que ver con las palabras y más que ver con la música, con la melodía, con lo coral, son imagenes que tienen su propia vibración", explica y añade que lo que más importa de lo que ocurre en escena son las imágenes que el espectador crea en su cabeza, entonces nada se parece tanto al teatro como la radio. 
 
 
Ahora, cuando todo está en silencio y los escenarios a oscuras, cuando el público está en su casa y la pandemia no deja descansar a la ciudad, la personas buscan un desahogo de la realidad, un escape. 
 
Es cierto, las aplicaciones de comunicación y los medios audiovisuales tradicionales (Netflix, You Tube, plataformas varias) suplen en parte esa necesidad de sonido, de interacción, de movimiento. 
 
Sin embargo, para Pilar Aranda Limbo Radioteatro es distinto... es un respiro de aire fresco en medio del encierro, porque nos lleva por el sentido del oído hacia una conexión directa con el alma y al mismo tiempo, resuena con las necesidades de nuestro inconsciente.