Museo británico retira las cabezas reducidas de los shuar por su "complicada historia colonial" | Vistazo

Museo británico retira las cabezas reducidas de los shuar por su "complicada historia colonial"

Redacción Miércoles, 23 de Septiembre de 2020 - 17:29
Facebook
Twitter
Email
El Museo Pitt Rivers, fundado por la Universidad de Oxford tomó la decisión de empezar un "proceso de descolonización"  en sus colecciones exhibidas. Durante 80 años los visitantes llegaban para observar las cabezas reducidas o tsantsas, pero serán retiradas y su exhibición ya no estará disponible. 
 
Las tsantsas pertenecen a la antigua tribu amazónica ‘los shuar’ esparcida por  Ecuador y Perú. Las cabezas eran achicadas para luego representar un trofeo de guerra  de enemigos caídos en combate. 
 
En este proceso el museo, que expone colecciones arqueológicas, antropológicas y etnográficas, ha retirado 120 partes de restos humanos de la vista pública. 
 
Según la BBC, además de tsantsas, también se retiraron cráneos exhibidos como trofeos de guerra pertenecientes a prisioneros capturados por el pueblo Naga del norte de la India y una momia egipcia de un niño.
 
La retirada de los cráneos humanos se produce por un "proceso de descolonización".
Foto:Museo Pitt Rivers
 
 
 
Estas cabezas humanas se encontraban entre las principales atracciones del museo. Pero ahora su directora afirma que esta colección refuerza estereotipos de "salvajismo" y "primitivismo" en lugar de un entendimiento profundo de estas culturas y representan una "complicada historia colonial". 
 
"La cuestión es que muchas atrocidades también pasaron a pocos metros de nosotros. Los ingleses eran arrastrados y descuartizados y nunca los exhibimos. También quemaban mujeres vivas. ¿Por qué siempre exhibimos las atrocidades de otras culturas y no las nuestras", explicó a la BBC la directora del museo, Laura Van Broekhoven.
 
Obtener tsantsas genuinas no era una cuestión de andar "matando comunidades o vecinos de forma aleatoria", sino una práctica sagrada ceremonial con un significado profundo, asegura Van Broekhoven. 
 
Era un tratamiento que solo se otorgaba a los líderes enemigos más feroces, por lo que la tribu, creía, podía capturar el poder de una de las múltiples almas que los Shuar y sus rivales, los Achuar, creían que poseían las personas. 
 
Los shuar contemporáneos afirman que sus antepasados ​​ocasionalmente encogían las cabezas de sus propios jefes como una forma de conmemorarlos. 
 
HOY EN HOME