Colgaron a una niña en un árbol para aparentar su suicidio: su padre la violó y luego la mató

martes, 15 diciembre 2020 - 11:09
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

Un año después del caso de la pequeña Kimberly, quien fue hallada sin vida colgada en el árbol de mango del patio de su casa, el Tribunal de Garantías Penales de Los Ríos sentenció a treinta y cuatro años y ocho meses de privación de libertad a Ángel Primitivo A. E., como autor del delito de violación con resultado de muerte de su hija de 10 años.
 
El hecho que conmocionó a todo el país, se registró el pasado 20 de diciembre de 2019, en Buena Fe, provincia de Los Ríos.
 
En primera instancia la versión que había dado una familiar de la niña es que ella se había suicidado tras deprimirse porque los padres no le habían dado 5 dólares para la fiesta de navidad en su escuela. 
 
Sin embargo, una de las pericias psicológicas al entorno social de la víctima, determinó que se desenvolvió en un ambiente de constantes abusos hacia ella y sus cinco hermanos.
 
El informe de la médica legista que realizó el levantamiento del cadáver y revisó el cuerpo de la niña, señaló en su testimonio que la menor falleció antes de ser colgada en el árbol que se encontraba junto a su casa. Esto desvirtuó la coartada de la defensa del procesado, que aseguró ante el Tribunal que el deceso de la menor se debió a un suicidio.
 
En el juicio, se presentaron los testimonios anticipados de dos de los hermanos de la niña, quienes señalaron haber sido también víctimas de abuso por parte de su padre y ahora sentenciado. Uno de ellos afirmó haber visto, en varias ocasiones, como el hombre tocaba las partes íntimas de su hermana fallecida.
 
Durante seis días, las partes procesales expusieron las pruebas dentro de este caso. Trece testimonios de peritos, testigos, agentes de Dinased y Criminalística; y de psiquiatras y psicólogos que analizaron el entorno social en el que vivió la víctima y su núcleo familiar, además de la prueba documental, fueron presentadas por la fiscal del caso Flor Ferrín.
 
El Tribunal dispuso, además, el pago de una reparación integral de mil salarios básicos que el sentenciado deberá entregar a la familia de la víctima, así como terapias psicológicas para los deudos de la menor, por parte de la red de Salud Pública.
 
También se dispusieron medidas de protección a favor de la familia de la víctima, como la prohibición de la persona procesada de realizar actos de persecución o de intimidación por sí misma o a través de terceros.
 
El artículo 171, último inciso, del Código Orgánico Integral Penal (COIP), condena con una pena privativa de libertad de veintidós a veintiséis años a la persona que cometa violación con resultado de muerte. En este caso, se aplicó a la pena máxima, las circunstancias agravantes del artículo 47, numerales 11, 12 y 14, por lo que la pena se incrementó a treinta y cuatro años con ocho meses.
 
#ACTUALIDAD Familiares de Cristina Balcázar expresaron que el cadáver de la mujer presentaba signos de tortura e...

Publicada por Revista Vistazo en Miércoles, 9 de diciembre de 2020

Más leídas
 
Lo más reciente