Carapaz: "Seguro que Ecuador está reventando por la emoción" | Vistazo

Carapaz: "Seguro que Ecuador está reventando por la emoción"

Gente

Carapaz: "Seguro que Ecuador está reventando por la emoción"

EFE / AFP Sábado, 25 de Mayo de 2019 - 17:24
El ecuatoriano Richard Carapaz, que ganó este sábado la decimocuarta etapa, y se hizo con la camiseta rosa de líder del Giro de Italia, consideró que seguro que "Ecuador está reventando por la emoción".
 
"Ahora no tengo la menor idea de cómo están celebrando, pero seguro que Ecuador está reventando por la emoción", afirmó Carapaz al acabar la etapa, de Saint Vincent a Courmayeur, en declaraciones facilitadas por los organizadores del Giro.
 
"Ni yo mismo me lo puedo creer. Es un sueño por el que he trabajado muchísimo. Un esfuerzo enorme, de mucho tiempo, que ahora está dando resultados", explicó Carapaz después de su exhibición alpina.
 
Carapaz, de 26 años, ganó este sábado la segunda etapa en este Giro, tras la de Frascati, y se convirtió en el primer ecuatoriano capaz de enfundarse la camiseta rosa de la carrera italiana.
 
"Hemos corrido siguiendo una estrategia bien planeada junto a mi equipo. Sabíamos que (el español, Mikel) Landa y yo estábamos en forma y que teníamos que aprovechar el momento correcto para atacar", aseguró.
 
"He visto un momento bueno para atacar a tres kilómetros de coronar (el San Carlo), he arrancado con todo y he podido insistir y tomar esos treinta segundos arriba, que han terminado siendo suficientes para hacer sufrir al grupo, seguir aumentando diferencias y a última hora verme incluso con opciones de vestirme esa maglia rosa. Estoy contentísimo", resumió.
 
"Es difícil creer que ahora soy yo la camiseta rosa. Es la primera vez para Ecuador. Es un sueño por el que he trabajado mucho", agregó un emocionado Carapaz, que suma 7 segundos de ventaja sobre el esloveno Primoz Roglic (Jumbo Visma) y 1 minuto y 47 segundos sobre Vincenzo Nibali (Bahrein). 
 
El domingo, en la víspera de la segunda jornada de descanso, la 15ª etapa toma la parte final del Giro de Lombardía, la gran clásica del norte de Italia, ganada en el pasado en dos ocasiones por Nibali.
 
El recorrido de 232 kilómetros pasara el domingo por la Madonna de Ghisallo, el santuario de los ciclistas, y luego por la Colma di Sormano y el Civiglio, cuyo descenso precede la llegada a orillas de un lago.