Bruna Marquezine, de niña a mujer | Vistazo

Bruna Marquezine, de niña a mujer

Gente

Bruna Marquezine, de niña a mujer

Redacción Miércoles, 09 de Septiembre de 2015 - 16:52

Bruna Marquezine es una de esas actrices que se sienten como parte de la familia, por el solo hecho de haberlas visto crecer en pantalla interpretando diferentes roles según la etapa de su vida. Y a pesar de sus cortos 20 años, la brasileña ha entrado en los hogares de toda América Latina haciéndose parte de ellos de tal manera que parece que se la conoce de toda la vida.

La joven comenzó a actuar a los siete años y lleva varias telenovelas como “Mujeres apasionadas” o la película de Xuxa “Abracadabra”, pero esta vez es la protagonista de “La sombra de Helena” que recientemente comenzó a emitirse por Ecuavisa. Bruna se ha desempeñado no solo como actriz, sino que su cuerpazo y su cara angelical le han abierto paso al mundo del modelaje y un poco también al de los botines de fútbol.

Poco después de la ruptura, Marquezine hizo algunas declaraciones sobre los motivos: “Mi noviazgo con Neymar siempre estuvo muy expuesto. Al principio sentía placer por tanta exposición”, le declaró a la revista Glamour y luego se explayó un poco más: “Mi cabeza me decía: me estoy enamorando, ¿por qué no lo puede saber nadie? ¿Por qué no puedo colgar una declaración para mi novio? Pero eso sólo me causaba problemas. Siempre había alguien deseándome mal o distorsionando. Todo se convertía en noticia. Y al final comencé solo a hablar lo necesario”.

A pesar de que trabaja desde pequeña, no se puede negar que su popularidad explotó y se volvió internacional cuando el astro del futbol Neymar Jr puso los ojos en ella. Los jóvenes salieron durante casi dos años, con algunas interrupciones que el Mundial de 2014 logró salvar, aunque sea por un corto tiempo. El romance terminó en agosto del año pasado, después de unas vacaciones en Ibiza y esta vez fue definitivo, aunque quedaron con muy buena relación.

Algunos trascendidos también atribuyeron el fin de la relación a los deseos de Bruna de casarse y ser madre. “Trabajar, vivir con mi marido y ser madre de gemelos. Mi mayor sueño siempre fue ser madre”, aseguró alguna vez Bruna sobre sus planes de vida.

2014 fue un año de grandes cambios para Bruna, no sólo estuvo repleto de vaivenes amorosos, sino que fue el año que comenzó a transmitirse en Brasil “La sombra de Helena”. La ficción de O Globo se vio de febrero a julio de 2014 y la tuvo como protagonista, interpretando a una joven que se enamora de un famoso flautista que es su primo y que fue amante de su madre cuando eran jóvenes. Ella realizó doble papel porque en la primera parte hizo de Helena y luego de Luiza, su hija. Ambas terminan rindiéndose al amor de Laerte, el flautista, y esto generará un conflicto entre madre e hija. “Es una gran responsabilidad y un honor. Soy una gran admiradora de la obra de Manoel Carlos. Me gusta su forma de retratar lo común, aquellas situaciones e historias que vivimos y nos identifican” contó la actriz paulista sobre su participación en esta ficción de la señal brasileña O' Globo.

La Sombra de Helena / Tráiler por ecuavisa-novelas

¿Se sentía preparada para un papel protagónico?
Sé que es una responsabilidad muy grande, pero me arremangué la camisa hasta los codos. Gracias al apoyo total de la dirección y el texto impecable de Manoel Carlos, me siento muy segura.

En esta historia ha interpretado a Helena y ahora se trata de ser la hija de Helena. ¿Qué sensación tiene?
Es un regalo doble que recibí de Manoel Carlos. Saber que estaré en esta historia tan linda hasta el final me llena de alegría.

¿Hubo alguna preparación en especial para ser igual a Julia Lemmertz, que es la Helena de la tercera fase?
Al principio no pensamos que había parecido, pero la caracterización nos ayudó. Intentamos una aproximación de ropa y cabello. Luego de peinarme hacia el mismo lado que ella, en el video nos empezamos a ver parecidas. Creo que funcionó, tanto que ya creo que soy hija de Julia.

Tiene una relación con Manoel Carlos que data desde hace mucho tiempo, ¿cómo es eso?
Empecé a trabajar muy joven. El primer trabajo que realicé fue el personaje Salete en la telenovela ‘Mujeres Apasionadas’, de Manoel Carlos. Tenía sólo siete años y fue él el autor que tuvo fe en mí. Salete desde el comienzo tuvo un papel importante, y hasta hoy la gente se acuerda de ella. Fue el papel que más me influenció.