Más estudiantes incursionan en la formación dual | Vistazo

Más estudiantes incursionan en la formación dual

Enfoque

Más estudiantes incursionan en la formación dual

Fausto Lara | [email protected] Viernes, 11 de Enero de 2019 - 10:21

Llevar a la práctica los conocimientos obtenidos en las aulas  y mejorar las oportunidades para conseguir empleo, son las principales ventajas de la formación dual, modalidad de enseñanza que se implementa en los institutos técnicos y tecnológicos.

La metodología consiste en que los estudiantes cubran al menos el 50 por ciento de las horas de aprendizaje en entornos productivos (y en ocasiones hasta el 70 por ciento), ya sea empresas o instituciones.

“No es simplemente que se integran como asistente o pasante de una empresa sino que hay una responsabilidad compartida de los estudiantes, de los instructores y de la compañía para llevar a cabo un currículo formal que debe ser evaluado. Así los estudiantes deben cumplir con una serie de obligaciones de carácter pedagógico que luego se evalúa”, explica Adrián Bonilla, titular de la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt).

En el país, 10.859 estudiantes siguieron carreras en la modalidad de formación dual en 2018, según datos de la Senescyt. Esta cifra representa un crecimiento del 25 por ciento en comparación con el 2017, manteniendo una tendencia positiva. “Los indicadores han crecido, sobre todo, en estos dos últimos años”, afirma Bonilla.

En la actualidad, 35 institutos técnicos y tecnológicos aplican la formación dual en su pénsum académico mediante 33 carreras. Además, están vigentes 408 convenios con instituciones y empresas públicas y privadas, para que los estudiantes pueden realizar su jornada académica en sus instalaciones.

“Esperamos que el entorno de formación se amplíe este 2019 porque hay una lógica de cooperación de las empresas y hay un mayor sentido de responsabilidad social”, asegura Bonilla.
Uno de los centros de estudios que implementa la formación dual es el Instituto Técnico y Tecnológico Juan Bautista Aguirre de Daule, que cuenta con 219 estudiantes a través de cuatro carreras: procesamiento de alimentos, seguridad y prevención de riesgos laborales, monitoreo ambiental y planificación del transporte terrestre. Los jóvenes practican en alrededor de 30 empresas.

“Los estudiantes desde el segundo periodo académico, ya forman parte de una empresa como si fueran un colaborador más de la misma, pues ellos cumplen ocho horas de trabajo, reciben capacitaciones, uniformes y motivación”, destaca Ida Campi Mayorga, rectora del instituto.

Adicionalmente, los jóvenes deben elaborar un proyecto para la empresa. Deben observar una problemática interna y en conjunto con el tutor empresarial y del instituto elaboran un proyecto de posible solución.

Todos estos componentes de la formación dual permiten que los estudiantes tengan una mayor oportunidad de trabajo, en muchos casos en las mismas organizaciones donde cursaron la enseñanza práctica.

“A inicios de 2018 tuvimos la primera promoción de graduados de formación dual en procesamiento de alimentos del Instituto Técnico y Tecnológico Juan Bautista Aguirre, solo ingresaron cinco estudiantes y todos se graduaron con trabajo asegurado en diferentes empresas”, indica Campi.

En la actualidad, de los alumnos que están cursando las carreras, seis ya están trabajando en las empresas. Esto demuestra que los estudiantes de formación técnica y tecnológica tienen mayores oportunidades de conseguir empleo frente a los de formación convencional, destaca Adrián Bonilla de la Senescyt.