$ 1000 millones en bonos 'para comprar tiempo' | Vistazo

$ 1000 millones en bonos 'para comprar tiempo'

Actualidad Nacional

$ 1000 millones en bonos 'para comprar tiempo'

Tristana Santos / [email protected] Lunes, 28 de Enero de 2019 - 19:38

Ecuador anunció la emisión de bonos soberanos por 1000 millones de dólares a 10 años plazo, con un interés de 10,75 por ciento, el más alto al que ha accedido el país hasta la fecha. El Ministerio de Economía, en un comunicado, indicó que con esta operación se cubre el 12,5 por ciento de las necesidades de financiamiento de este año, de 8 mil millones.

Según la agencia Bloomberg, las condiciones de los bonos establecen que el dinero puede ser usado únicamente para financiar programas de gobierno, proyectos de infraestructura y refinanciar otras obligaciones en términos más favorables.

La emisión de bonos fue una sorpresa. El Ministro de Finanzas, Richard Martínez, dijo en septiembre pasado que con un riesgo país tan elevado, casi en 700 puntos, “creemos que no es el mejor momento para que Ecuador emita bonos, el Ecuador sí necesita financiamiento pero hay otras opciones ".

Lo que sí se esperaba era que el Ecuador concrete un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), con un crédito de hasta 10 mil millones. La semana pasada, el presidente de la República, Lenín Moreno y ministros de Estado se reunieron con Christine Lagarde, directora del FMI, en el Foro Económico Mundial que en Davos, Suiza.

“Se estaba esperando que esta emisión de bonos viniese después del anuncio de un programa con el FMI y al emitir bonos antes, la interpretación que el mercado le da es que debe ser que ese acuerdo está lejos y eso es negativo”, dice Francisco Rodríguez, quien fue jefe para la zona andina de Bank of América y hoy es Economista Jefe de Torino Capital.

“Había la percepción de que el gobierno estaba esperando hasta después de las elecciones seccionales para anunciar el acuerdo con el FMI”, dice Rodríguez. Porque hacerlo antes sería políticamente catastrófico para el partido de Lenin Moreno, debido a las impopulares, aunque necesarias, medidas de ajuste que propone el FMI: la reducción del tamaño del sector público, una reducción más agresiva de los subsidios a la gasolina y el aumento en el Impuesto al Valor Agregado (IVA), explica Rodríguez.

Que el gobierno no pueda esperar a que pasen las elecciones del 23 de marzo para emitir nueva deuda, “te manda la señal o de que las necesidades de flujo de cada son muy urgentes o que el acuerdo con el FMI no está tan cerca”, dice Rodriguez. O quizá son ambas.

Para el analista económico Alberto Acosta-Burneo, “Al final del día estos nuevos bonos le permiten al gobierno comprar algo de tiempo, pero hacen inevitable que llegue un proceso de ajuste”. “Esto no sustituye a un acuerdo con el FMI, ni a nuevo financiamiento con China. Lo que demuestra es que el gobierno tiene una urgencia gigantesca de financiamiento, están muy atrasados en pagos a proveedores, y se sigue ahorcando a las finanzas públicas”.

Fausto Ortiz, ex Ministro de Finanzas, calcula que la cifra que requiere este año el gobierno para financiarse está más cerca de los 10 mil millones de dólares que de los 8 mil que acepta el gobierno. Destaca además que, respecto a la región, la deuda que contrae el Ecuador es de las más caras. Sólo los bonos de Venezuela tienen intereses superiores a los de los ecuatorianos.

La emisión de bonos es una de las formas en que un país solicita un préstamo al mercado internacional. Los emite Ecuador bajo la autoridad de la US National Bank Association, con un banco estadounidense como agente emisor.

Desde 2014, cuando Ecuador volvió a recurrir al mercado de capitales, el país ha realizado diez emisiones de bonos con intereses que van desde el 7,95 hasta el 10 por ciento, y con plazos de entre 5 y 10 años, lo que convierte a esta última emisión, con interés de 10,75 por ciento, en la más cara hasta el momento.

Solo el gobierno de Lenin Moreno ha colocado bonos por 3000 millones en 2017 y por 3500 millones en 2018. En total, tenemos una deuda de 15750 millones de dólares en bonos, que empiezan a vencerse el próximo año. En marzo de 2020 el Ecuador deberá pagar una cuota de 1500 millones de golpe por bonos emitidos en el gobierno de Rafael Correa.

¿Podremos pagar?

“Es muy difícil que cuando una economía enfrenta tasas de este tipo, su deuda pueda ser sostenible”, dice Rodriguez, de Torino Capital, “porque vas renovando tu deuda a tasas más altas y los gastos de intereses van subiendo; gran parte del problema del Ecuador es que sus gastos de intereses anuales alcanzan unos 3 puntos del PIB (3 mil millones)”.

Sin embargo, para Rodriguez, el panorama no es del todo oscuro.  “Yo no creo que un default ecuatoriano es probable; cuando hacemos un análisis objetivo de los ajustes fiscales que se han estado haciendo, creo que es más probable que en el marco de un acuerdo con el FMI el nivel de deuda baje a niveles sostenibles. Creo también que el gobierno ecuatoriano estaría dispuesto a firmar un acuerdo con el FMI antes de entrar en un default”. Esperemos, eso sí, que pasen las elecciones.