<img src="https://certify.alexametrics.com/atrk.gif?account=fxUuj1aEsk00aa" style="display:none" height="1" width="1" alt="">

Cirugías estéticas por razas, ¿maltrato animal?

Los médicos veterinarios en su mayoría están en contra de realizar cualquier cirugía que no sea vital o crucial para un animal.

21 julio 2022 - Mascotas

Muchas intervenciones resultan en mutilaciones a capricho del humano responsable que busca seguir supuestos estándares de acuerdo a la raza o belleza de la mascota.

Un debate en torno al bienestar animal se adelanta en países del primer mundo: ¿deben todas las cirugías estéticas en los animales de compañía ser consideradas maltrato animal? Hasta las Cortes Constitucionales de España, Italia, Reino Unido, México, Canadá y Estados Unidos, muchos abogados en conjunto con equipos universitarios de facultades veterinarias, han presentados querellas legales independientes que buscan plantear ante la ley la probabilidad de que ciertas intervenciones estéticas queden prohibidas en su totalidad. Aseguran que este vacío legal, aparte de llegar a ser confuso para los ciudadanos, ha permitido que aún se lleven a cabo algunas prácticas innecesarias y crueles en perros y gatos, muchas de las cuales no anuncian las graves consecuencias que pueden tener para el bienestar y la salud de los animales intervenidos.

En lo relacionado con las mutilaciones, las demandas pretenden dejar un estatuto judicial que establezca leyes claras a fin de evitar y penalizar el sacrificio o la agresión a un animal de compañía bajo la figura de “legítima defensa” en aquellos episodios de agresividad en que se hayan afectado a terceros, todo al considerar, bajo el marco legal, que dichos ataques no se realizan de forma consciente o deliberada por las mascotas.

OPINIÓN DE LOS VETERINARIOS

Los médicos veterinarios en su mayoría están en contra de realizar cualquier cirugía que no sea vital o crucial para un animal. Muchos de estos procedimientos quirúrgicos o intervenciones estéticas no corresponden a necesidades vitales (es decir, con el fin de aliviar la salud o dar solución a una malformación), sino que son realizadas por el simple deseo o capricho de los humanos responsables del animalito al seguir los supuestos estándares de raza, belleza o al intentar dar solución a problemas de comportamiento de ciertas mascotas.

Sin embargo, a pesar de que muchos veterinarios consideran estas intervenciones una falta de ética, otros continúan realizando estos procedimientos amparándose en los vacíos jurídicos, pasando por alto las implicaciones que pueden tener éstos en la salud de las mascotas y desconociendo la condición de seres sintientes de todos los animales, motivo por el cual estos debates han cobrado vigencia en varios países y se busca establecer legalmente su prohibición y penalización.

LOS HUMANOS RESPONSABLES

Cada vez son más las personas conscientes de la importancia de proveer a todos los animales de adecuadas condiciones de bienestar: brindándoles una alimentación adecuada, manteniéndolos en un ambiente que les permita un desarrollo de capacidades y comportamientos, ofreciéndoles buenas condiciones de salud y estabilidad emocional; sin embargo, aún existe un pequeño grupo que, principalmente a través de redes sociales, conocen y deciden practicarles a los animales de compañía procedimientos como corte de cola, orejas y hasta cuerdas vocales a los perros, o amputación de uñas o falanges a los gatitos.

¿CULTURA O MALTRATO?

Las voces se multiplican a favor de la demanda de establecimiento de leyes, mientras que detractores mencionan que existen algunas de estas mutilaciones que obedecerían a prácticas culturales o tradiciones, por lo que sería difícil entrar a establecer un lineamiento con la finalidad de reglamentarlas. Adicionalmente, alegan que con la aparición de más leyes que favorezcan a los animales se estaría propiciando más la humanización de las mascotas.

Lo cierto es que detrás de las cirugías estéticas a las que son sometidos algunos animales existe un gran componente de maltrato animal debido a que muchas no son necesarias, ni pretenden dar solución a una condición médica de base que interfiera con la salud, y mucho menos son una solución a problemas de comportamiento ante, por el contrario, someten a los animales a momentos de dolor, los exponen a los riesgos propios de las cirugías como inflamación e infección, e incluso limitan las habilidades de expresión de comportamientos normales en canes y felinos.

LAS CORTES LO DECIDIRÁN

Por lo pronto, de acuerdo a los canales noticiosos de CBS Filadelfia y BBC Londres, en Canadá, Reino Unido y en trece estados de EEUU, se han manifestado propuestas a favor de la medida al mencionarse en general que “no existe una finalidad médica legítima al remover, destruir, mutilar o alterar cualquier miembro, órgano o apéndice de un animal vivo por razón estética, pues se trata de conductas que constituyen un maltrato de un ser sintiente que únicamente buscan la satisfacción del ideal de belleza del ser humano”. Ahora la decisión deberá ser tomada por la Corte Constitucional de cada país.

Compártenos