Zevallos: Reducir uso de pruebas PCR para dictar hospitalización es un lineamiento mundial | Vistazo

Zevallos: Reducir uso de pruebas PCR para dictar hospitalización es un lineamiento mundial

*Ecuador Chequea Viernes, 31 de Julio de 2020 - 20:48
Facebook
Twitter
Email
*Texto realizado en colaboración con Ecuador Chequea
 
En el contexto del nuevo coronavirus, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), existen dos tipos diferentes de pruebas: la de diagnóstico y la de anticuerpos.
 
El portal especializado Clínica Mayo explica que la primera determina si en ese momento se está enfermo; mientras que la otra revela si una persona tuvo la COVID-19 y ahora tiene anticuerpos contra el virus. 
 
Un test de diagnóstico permite saber si la infección por SARS-CoV-2 está activa y, por lo tanto, se requiere cuarentena y aislamiento. Actualmente, la prueba más conocida es la molecular: de alta sensibilidad, que detecta un fragmento del material genético de un patógeno, en este caso el nuevo coronavirus.
 
Se llaman PCR porque utilizan una técnica de laboratorio llamada reacción en cadena de la polimerasa. Se recolecta fluido nasal, de la garganta o saliva con un hisopo y los resultados se dan en minutos si se analiza en el mismo lugar, o de 48 a 72 horas si se envía a un laboratorio externo. 
 
En cambio, una prueba de anticuerpos busca anticuerpos que pueden ayudar a combatir infecciones producidos por el sistema inmune en respuesta a una amenaza. Pueden tardar varios días o semanas en desarrollarse después de una infección y permanecer en la sangre por varias semanas o más tras la recuperación.
 
Debido a esto, la OMS no recomienda que los tests de anticuerpos se usen para diagnosticar una infección activa de coronavirus. En este momento, los investigadores no saben si la presencia de anticuerpos significa que se es inmune en el futuro.
 
En un video explicativo del Ministerio de Salud Pública (MSP), del 25 de junio, las pruebas de mayor disponibilidad en Ecuador son las que detectan anticuerpos; es decir, las rápidas. En ese audiovisual el ministro Juan Carlos Zevallos defendió la eficacia de las pruebas PCR frente a las rápidas. 
 
Pero este 29 de julio -durante su comparecencia a la Asamblea Nacional- dijo que propondría en el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) reducir la utilización de pruebas PCR. “Por ejemplo dos PCR para el diagnóstico de hospitalización. Eso se va a eliminar y pronto se les dará a conocer cuáles son los lineamientos”.
 
Zevallos aseguró que esta propuesta se basa en “lineamientos mundiales” que no son de la Organización Mundial de la Salud (OMS), sino que los lideran los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, así como agencias sanitarias de Asia y Europa. 
 
Efectivamente, los CDC establecen que para dar el alta médica a un paciente COVID-19 ya no es necesario una prueba PCR, sino que basta con que las personas no presenten tos, dificultad para respirar, ni fiebre durante 24 horas seguidas sin medicación. 
 
En Ecuador, el protocolo para dar el alta médica a un paciente COVID-19 aún es realizar dos pruebas PCR, en un intervalo de 24 horas, para confirmar que no es portador del virus. Al disminuir el uso de PCR en ese sentido, un paciente que termine el aislamiento de entre 14 y 21 días, podrá recibir el alta sin la necesidad de una prueba PCR que confirme que ya no está enfermo.
 
En las múltiples ofertas de laboratorios que circulan en redes sociales, el costo de las pruebas rápidas oscila entre 20 y 30 dólares, y el de las PCR entre 120 y 150 dólares. Al 30 de julio de 2020, el COE Nacional registró 75.414 casos confirmados del nuevo coronavirus con pruebas rápidas, y 103.679 con pruebas PCR.