El papa se encontrará en Guayaquil con su amigo "Paquito", un jesuita de 90 años | Vistazo

El papa se encontrará en Guayaquil con su amigo "Paquito", un jesuita de 90 años

EFE Viernes, 22 de Mayo de 2015 - 13:00
Facebook
Twitter
Email
Quito.- Uno de los momentos más entrañables de la visita que el papa Francisco hará al país en julio será su encuentro con el padre "Paquito", un jesuita de 90 años, a quien verá en Guayaquil durante su estancia en el Colegio Javier, regentado por la orden de los Jesuitas.
 
El presidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE), Fausto Trávez, dijo que el papa y el padre "Paquito" se conocen desde que el pontífice era provincial de los jesuitas en Argentina y llegaban a Quito estudiantes de toda América Latina, que quedaban a cargo de su ahora anciano amigo, a quien "quiere tanto", comentó en un encuentro con periodistas de medios extranjeros.
 
"Salúdame al padre Paco", dijo el papa Bergoglio a Trávez cuando el también arzobispo de Quito lo saludó hace tiempo en Roma, señaló.
 
El papa, quien visitará el país del 5 al 8 de julio, tendrá un apretado programa en Quito y Guayaquil, que incluye dos misas multitudinarias y una decena de actividades entre encuentros y reuniones con representantes de diferentes sectores, visitas, discursos y almuerzos.
 
El presidente de la CEE dijo que una de las razones para las que el papa inicie en Ecuador este viaje, que luego seguirá en Bolivia y Paraguay, es que él mismo le invitó en un encuentro que tuvo con Bergoglio en Roma, si bien el presidente Rafael Correa ya lo había hecho con anterioridad.
 
Trávez indicó que se espera contar con 20.000 voluntarios que deberán estar acreditados para labores de apoyo durante la visita del pontífice, quien estará acompañado de un séquito de 25 personas.
 
También ofreció otros detalles sobre el viaje papal y dijo que un coro de 300 voces y un centenar de instrumentos interpretará varias piezas musicales durante la misa que Francisco celebrará en el parque Bicentenario de Quito el 7 de julio.
 
Agregó que se dispondrá de mitras, cada una con un precio de 50 dólares, con las que se cubrirán la cabeza un centenar de obispos, sesenta de ellos llegados de otros países.
 
El arzobispo dijo que espera "algo grande" de la visita papal y mencionó que confía en que la presencia de Francisco sirva para que se produzca una revisión de los esquemas de formación en los seminarios.