Padres de una niña irán a prisión por dejarla morir de piojos | Vistazo

Padres de una niña irán a prisión por dejarla morir de piojos

Redacción Martes, 06 de Octubre de 2020 - 15:45
Facebook
Twitter
Email
Una menor de 12 años de edad falleció a finales de agosto de un ataque al corazón, producido por una anemia severa en una localidad del estado de Georgia, en Estados Unidos.
 
De acuerdo con el reporte de la Oficina de Investigaciones del estado, la menor presentaba al momento de su fallecimiento una grave infestación de piojos.
 
Los padres de la niña, John Joseph Yozviak, de 38 años, y Mary Katherine Horton, de 37, fueron arrestados y acusados de asesinato en segundo grado.
 
Según una ley del estado de Georgia aprobada en 2014, se pueden presentar cargos de asesinato en segundo grado contra alguien si existe evidencia de que un niño murió bajo el cuidado de una persona por negligencia.
 
La investigación preliminar de la Oficina de Investigaciones señaló que la niña sufría “dolor físico excesivo debido a negligencia médica”.
 
La agente especial Mary Chandler afirmó que la condición de la niña era una de las peores que había visto en su vida y que la familia tenía un historial extenso.
 
Dos hermanos de la menor fueron retirados de la casa de Horton y Yozviak debido a precarias condiciones de higiene.
 
La entidad señaló que recibió en 2018 una llamada alertando que la casa donde residía la familia estaba “infestada de insectos, con gatos en exceso y condiciones peligrosas”.
 
La funcionaria subrayó que la principal causa de muerte de la menor fue un paro cardíaco. Manifestó que creía que las repetidas picaduras de los piojos redujeron sus niveles de hierro en sangre, lo que probablemente causó la anemia y pudo haber desencadenado el paro.
 
Su madre también dijo a los investigadores que la menor no se había bañado en la última semana y media antes de morir.
 
La funcionaria agregó que cuando los agentes llegaron a la casa en agosto, estaba sucia y en mal estado, con insectos cubriendo el colchón, peluches y otros muebles en la habitación de la niña.
 
Los vecinos dijeron a los agentes que no la habían visto jugando en la casa durante el último mes y medio o dos meses antes de su muerte.
HOY EN HOME