¿Por qué el cáncer de próstata no es detectado a tiempo? | Vistazo

¿Por qué el cáncer de próstata no es detectado a tiempo?

Vida moderna

¿Por qué el cáncer de próstata no es detectado a tiempo?

EFE Miércoles, 31 de Octubre de 2018 - 13:09
La vergüenza, los tabúes y la cultura machista que aún abunda en la sociedad evitan que el cáncer de próstata sea detectado a tiempo en regiones como Latinoamérica, dijo a Efe el oncólogo Samuel Rivera.
 
"De hecho, el 70 % de los casos que se presentan son detectados en etapas tardías, cuando la enfermedad ya se extendió a los huesos", explicó el doctor.
 
El oncólogo y expresidente de la Sociedad Mexicana de Oncología detalló que la mejor manera de detectar este padecimiento es a través del tacto rectal y la prueba del antígeno prostático.
 
Algunos expertos estiman que de cada 100 mexicanos, solo cuatro aceptan hacerse un tacto rectal, debido en parte al machismo que permea en la sociedad aun en tiempos actuales.
 
El cáncer de próstata representa un 13 % de todas las muertes por cáncer registradas en Latinoamérica, con más de 85.000 muertes, y ocupa el primer lugar de incidencia en cánceres en varones.
 
En México este padecimiento es la primera causa de muerte en hombres mayores de 60 años, pues se estima que 15 hombres fallecen diariamente debido a esta enfermedad.
 
El problema, insistió, es que en Latinoamérica no existe una cultura de cuidado a la salud en el hombre. "Siempre son las mujeres las que deben estar pendientes de la salud de sus esposos, padres, hermanos o familiares", aseveró el doctor Rivera.
 
Dijo que, en regiones del mundo más desarrolladas, uno de cada 10 casos se diagnostican en etapa no curable, mientras que en Latinoamérica esta proporción aumenta a siete de cada 10.
 
"Es una enfermedad letal si se detecta tardíamente. Los pacientes no tienen síntomas en las primeras etapas, lo que dificulta que acudan al médico para revisión", indicó.
 
Señaló que entre los principales factores de riesgo se encuentra tener más de 60 años, tener ascendencia africana y contar con parientes que hayan padecido cáncer de próstata, además de la mala alimentación y el sedentarismo.
 
Explicó que entre los principales síntomas se encuentran orinar con un flujo lento o intermitente, tener sangre en la orina o el semen, reducción en la capacidad de tener una erección o una eyaculación dolorosa.
 
El especialista apuntó que esta enfermedad conlleva altos costos de atención y tiene un impacto social importante porque los pacientes suelen dejar de trabajar para concentrarse en su enfermedad.