Personas con vidas aceleradas también pueden alimentarse adecuadamente | Vistazo

Personas con vidas aceleradas también pueden alimentarse adecuadamente

Redacción Miércoles, 12 de Febrero de 2020 - 16:24
Facebook
Twitter
Email
Sea por jornadas laborales o estudiantiles amplias, por el cumplimiento de múltiples obligaciones u otros compromisos de la vida diaria, la realidad es que hay personas que cada vez tienen menos tiempo para cuidar lo que comen.
 
Muchas de ellas se ven obligadas a comer rápidamente y consumen la denominada "comida chatarra", pues se convierte en la solución más práctica cuando el tiempo escasea. Sin embargo, esta alternativa no es la ideal para precautelar la salud.
 
Según Valeria Calderón, nutricionista de la industria alimenticia Oriental indica que existen opciones saludables que no requieren de mucho tiempo, y que nos ayudan a manejar un estilo de vida más sano pese a la complicada rutina que tengamos en nuestro día a día.
 
"Una apropiada alimentación ayudará, no solo a mejorar la salud, sino a combatir el cansancio (en ocasiones crónico) del que sufren estas personas", indica la especialista. 
 
Estas son algunas recomendaciones de alimentación saludable, pensadas para personas con ritmos de vida acelerados y que buscan alternativas nutricionales que contribuyan a su bienestar general:
 
1. Mantener una correcta hidratación
La hidratación es fundamental para el sano funcionamiento de nuestros cuerpos. Lo óptimo es beber periódicamente, a lo largo del día, agua natural. “Si su trabajo implica estar en reuniones todo el día, puede llevar consigo un termo o botella con agua, de preferencia alcalina”, señala Calderón. En general, lo ideal es consumir de 2 a 3 litros de agua diariamente.
 
2. Consumir una dieta balanceada
En una dieta saludable, las personas deben consumir proteínas (de 0.8 a 1.5 gramos por cada kilogramo de peso), grasas (del 10% al 20% de la dieta, según el caso), carbohidratos (del 30% al 40% de la dieta, según el caso), frutas (2 o 3 porciones diarias) y vegetales (3 porciones diarias). Es preferible evitar las comidas pesadas y rápidas, así como los llamados azúcares rápidos (por ej., dulces y pasteles).  
 
3. Elegir cereales integrales
Los cereales integrales (como pan, pastas, galletas o arroz) son una excelente alternativa para promover una adecuada digestión, así como para permitir una mayor saciedad y evitar el consumo de piqueos no saludables en el transcurso del día. “Los cereales integrales son una excelente opción para preparar comidas o snacks que pueden llevarse listos desde casa, y que son prácticos y deliciosos”.
 
Si la persona prefiere opciones de cereales libres de gluten, una gran opción son los fideos de arroz, con los que pueden prepararse snacks y comidas rápidas e igualmente saludables. 
 
4. Establecer un número mínimo de comidas al día
Dependiendo de las actividades que desarrolle la persona y a su estilo de vida, se deberá establecer un número mínimo de comidas. Idealmente, una persona debe comer 5 veces al día, pues así el metabolismo se acelera. Sin embargo, las personas con ritmos de vida acelerados deberían, por lo menos, cumplir con las 3 comidas principales (desayuno, almuerzo y merienda).