Los peligros de la adicción a videojuegos | Vistazo

Los peligros de la adicción a videojuegos

Vida moderna

Los peligros de la adicción a videojuegos

Luis Medina / [email protected] Miércoles, 11 de Septiembre de 2019 - 14:36
La Organización Mundial de la Salud acaba de incluir al "trastorno por el uso de videojuegos" entre los desórdenes debidos a comportamientos adictivos. 
 
Si alguna vez se ha preguntado si los videojuegos pueden generar problemas de comportamiento debe saber que, para la Organización Mundial de la Salud (OMS), la respuesta es sí, definitivamente sí. Así lo refleja la última edición de la Clasificación Internacional de Enfermedades (ICD, por sus siglas en inglés), un manual editado por la OMS que funciona como el estándar internacional para reportar e identificar enfermedades y condiciones de salud. La ICD-11, la versión más nueva del documento, presentada en la Asamblea Mundial de la Salud en mayo de este año, incluye al denominado "trastorno por uso de videojuegos" como una condición real, clasificada bajo la etiqueta de "desórdenes debidos a comportamientos adictivos". 
 
Según la definición ofrecida en la ICD-11, este "trastorno" se caracteriza por un patrón de comportamiento relacionado con los videojuegos. Las personas que sufren de esta condición muestran un deterioro en su capacidad de controlar la forma en la que juegan, la frecuencia, la intensidad, la duración o el contexto en el que lo hacen. Además, exhiben un incremento en la prioridad que le dan a jugar, al grado en que anteponen esta actividad a otros intereses y quehaceres de sus vidas diarias. Finalmente, continúan o aumentan sus tiempos de consumo de videojuegos incluso cuando hacerlo tiene consecuencias negativas. 
 
Pero para que sea diagnosticado como trastorno por uso de videojuegos, el patrón de comportamiento de la persona afectada debe ser lo suficientemente grave como para dar lugar a un "deterioro significativo a nivel personal, familiar, social, educativo, ocupacional o en otras áreas importantes de funcionamiento", indica la OMS. Además, esta conducta debe ser continua o episódica y recurrente, y generalmente tiene que ser evidente durante un período de al menos 12 meses, aunque este periodo puede acortarse si se cumplen todos los requisitos mencionados y los síntomas son graves. 
 
“Los juego online son como una droga”, asegura Carlos de 31 años. Los  videojuegos fueron una parte esencial de su vida desde niño, y ahora que es padre juega con su hija, pero  solo juega off line. Habla de su experiencia como de una adicción: “Después de cuatros años decidí dejarlo, y prometerme a mí mismo no volver a jugar online”. 
 
Hace 10 años, era fanático de  World of Warcraft, uno de los juegos de rol más exitosos, dice que por suerte se terminó “dando cuenta”.  “Estás en un mundo virtual en el  que prácticamente todo lo que te rodea son otros jugadores desde las computadoras de sus casas. Te dan misiones, buscar nuevas armas por ejemplo,  que te cuestan tiempo de la vida real”, explica Carlos, “y son cosas que al final del día no son tan divertidas, pero lo haces simplemente por logar el objetivo, el reconocimiento”. “Lo peor es que estos juegos requieren coordinación, jugar de manera cooperativa con otras personas. Entonces aparte de invertir tu tiempo tienes que hacer horarios  y jugar con otra gente de manera habitual. Se termina convirtiendo en un trabajo. Y como estas jugando en tiempo real no puedes poner pausa.” 
 
Considera que las los juegos online de hoy son  “la droga del siglo XXI” porque  son gratuitos. “Lucran  en venderte trajes o cosas cuando ya eres aficionado, pero para engancharte al juego solo tienes que descargártelo, tener el más mínimo interés”. 
 
 
Le sucede a pocos
A pesar de que la OMS reconoce que el trastorno por videojuegos afecta solamente a un pequeño número de personas que consumen videojuegos, la decisión de incluirlo en el ICD-11 como una condición particular dentro de la categoría de comportamientos adictivos está basada, según el organismo, en el análisis de "evidencia disponible" y refleja el "consenso de expertos de diferentes disciplinas y regiones geográficas que estuvieron involucrados en un proceso de consultaciones técnicas".
 
Dicho consenso, sin embargo, no es total. Michelle Colder, científica investigadora en temas de salud mental de la universidad John Hopkins (Estados Unidos), considera que la clasificación apunta de manera "injusta" a los videojuegos cuando los síntomas descritos en el ICD-11 también podrían aplicarse para el uso de la tecnología "en general". La principal preocupación de Colder está relacionada con la evidencia que la OMS utilizó para definir a este problema oficialmente como un desorden. Muchos de los estudios citados no tratan sobre videojuegos específicamente, dice la especialista, quien advierte que se trata de una definición muy limitada. Al enfocar el problema exclusivamente en los videojuegos "corremos el riesgo de no poder ayudar a aquellos que exhiben los mismos problemas de comportamiento para otras formas de tecnología", opina Colder. 
 
Más allá de las limitaciones de la definición, Colder considera que los videojuegos podrían resultar no problemáticos incluso para adolescentes que les dedican cuatro horas al día o más. En 2017, Colder presentó los resultados de un estudio donde concluyó que los sentimientos de adicción u otros síntomas problemáticos –como la soledad o la ansiedad social– aparecen mucho menos en adolescentes que consumen videojuegos, cuando estos se involucran socialmente a través de mensajería instantánea o comunicación en redes sociales. 
 
Henry, de 26 años, no considera que en su caso la afición a los juegos sea un problema. Empezó a los 16 jugando World of Warcraft  en una sala de juegos de su natal Babahoyo, donde se juntaban decenas de jóvenes a jugar en línea. Actualmente vive en Guayaquil, trabaja, pronto obtendrá una licenciatura en cine.y juega Leage of Leyends. Se reúne varios días a la semana a jugar con amigos –muchos de ellos desde la adolescencia-  de 20h00 a 23h00. Está probando uno nuevo que se llama Heroes of the Storm. “Justo ayer revisé mi cuenta desde que juego Leage oh Leyends y me salió que gaste $105 en 7 años”.