El 'síndrome de la cabaña', algo más de qué preocuparse tras la cuarentena | Vistazo

El 'síndrome de la cabaña', algo más de qué preocuparse tras la cuarentena

Sebastian Melieres | smelieres@vistazo.com Martes, 16 de Junio de 2020 - 19:32
Facebook
Twitter
Email

Después de 3 meses de cuarentena muchos ecuatorianos temen salir a la calle. Ese trastorno tiene un nombre: El síndrome de la cabaña. ¿A quiénes afecta, cuáles son los síntomas y que se recomienda? La psicóloga clínica Cecilia Bayas Arellano nos ayuda a vencer el miedo…

A lo largo de la pandemia hemos estado adaptándonos a una nueva realidad que a muchos le costó ya que los limitó en su diario vivir obligándolos a recluirse por seguridad e instinto de supervivencia. Pero luego de tres meses de cuarentena, para algunos ecuatorianos la casa se convirtió en el refugio ideal y más fácil de controlar con las medidas de seguridad.

¿A qué atribuye ese miedo irracional a salir de casa?
Para muchos la cuarentena abrió opciones nunca pensadas como compartir con tu pareja e hijos, horarios flexibles de teletrabajo, comodidad en la vestimenta, una especie de vacaciones obligadas. Armando un escenario para unos y para otros un sin número de carencias como perdida del ingreso económico diario, conflictivas intrafamiliares y mal manejo de la soledad, etc... Sin duda siempre presente el temor y recelo del exponerse al exterior por todo lo que conlleva estar más cerca del virus y la incertidumbre a lo desconocido. Mucho dolor por la pérdida de seres queridos e información devastadora tan real que incrementa un estado de alerta constante, despertando en algunos ansiedad anticipada al ver cercano el levantamiento de medidas de restricción. A otros les generó un sentido de confort ya sea porque tenían desafíos complicados de afrontar, como timidez, dificultades sociales, ansiedad social o de salud, limitaciones en espacios abiertos, muchos de ellos en desconocimiento de sufrir rasgos fóbicos o tener agorafobia. El miedo a salir sin duda como lo explico se atribuye a temer ser contagiado principalmente pero también por la pérdida del control, donde dependemos de la conciencia social, en la que se ha perdido la fe, trabajemos en recuperarla desde nuestro accionar responsable.

¿En Ecuador el síndrome de la cabaña está afectado a mucha gente?
Ecuador vive hoy ya en junio la autorización de la actividad física al aire libre, alivio para muchos y tortura para otros que padecen sin saber de este Síndrome y viven el levantamiento de restricciones como un peligro de enfermar, de perder familiares o salir del área de confort lograda en el confinamiento. En mi práctica clínica, he palpado un gran incremento de este Síndrome efectivamente, todo lo vivido en los últimos meses en el país ha causado una gran inseguridad en nuestra ciudadanía y en el mundo. Debe reconocerse que no es una enfermedad sino una serie de síntomas, pero puede llegar a serlo de no tener los recursos para salir de él. Es importante saber reconocer sus características, que influye para desarrollarlo y las opciones o pasos que tienes para llegar a superarlo.

¿A qué tipo de persona puede afectar este trastorno?
Este trastorno puede afectar a todo tipo de persona y a toda edad va a depender de los recursos adquiridos lo largo de su desarrollo psicoevolutivo. Si es una persona que inicio su cuarentena con antecedentes previos emocionales como sufrir de estrés, ansiedad, fobias, hipocondría, depresión, duelo no elaborado. Esto generaría un escenario mucho más preocupante donde es imperioso la búsqueda de un profesional para evitar que enferme seriamente. La población más vulnerable sin duda son los niños, ancianos y quienes padezcan enfermedades de alto riego. Ya que ellos como es conocido tienen un riesgo de mortalidad muy alto por ende sus estados de alerta serán mayores que el resto de la población.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de la cabaña?
Los síntomas son:

- Estado de negación a modificar el modo vivendi actual por inseguridad a readaptarse (dejar rutinas actuales).

- Miedo a salir al exterior y contagiarse con el virus.

- Desconfianza a tener contacto con personas ajenas a tu hogar.

- Temor a realizar actividades que eran cotidianas y que fueron restringidas como tomar el transporte público, acudir a lugares abiertos, etc…

- Ideas recurrentes negativas acerca de la vida y la muerte, miedo y fragilidad.

- Ansiedad, evitación e irritabilidad.

¿Qué recomendaría a las personas que lo padecen?
1. Reconocer su condición como un efecto natural, luego del confinamiento del que ha sido sometido. El manejo del miedo como un sentimiento que irá desapareciendo gradualmente al ir ganado seguridad.

2. Ser responsables al tomar las medidas de seguridad sanitarias pertinentes.

3. Realizar salidas graduales a distancias cortas y así ir expandiendo el área. (desensibilización progresiva).

4. Activar relaciones interpersonales, reencontrarse con personas cercanas, familiares o amistades (grupos pequeños).

5. Conversar de tus emociones el desahogo verbal ayuda a minimizar la carga.

6. Evitar presionar o presionarte a salir en estado de ansiedad esto puede perjudicar el cuadro sintomático que estas cruzando.

7. Informarte con un psicólogo clínico haciendo prevención con la adecuada asesoría para el manejo.

¿Cuándo nació el síndrome?
El síndrome de la cabaña o el “Cabin Fever” es un tipo de experiencia que se viene conociendo desde principios del siglo XX. Eran muchos los cazadores o buscadores de oro del norte de Estados Unidos que solían pasar meses enteros en sus cabañas aprovechando determinadas épocas. El aislamiento terminaba afectándolos al volver a la civilización aumentando el estrés y la ansiedad…

Entrevista: Cecilia Bayas Arellano, Magister en Psicología Clínica, Directora Bliss Centro Familiar, Psicóloga Clínica.