El fentanilo reemplaza a la heroína como la droga más mortífera | Vistazo

El fentanilo reemplaza a la heroína como la droga más mortífera

Vida moderna

El fentanilo reemplaza a la heroína como la droga más mortífera

Jueves, 13 de Diciembre de 2018 - 13:29
El fentanilo reemplazó a la heroína como principal droga vinculada a muertes por sobredosis en Estados Unidos en 2016, según un reporte publicado hoy por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) que destaca que los decesos por esta causa aumentaron un 54 % entre 2011 y 2016.
 
"Estamos viendo que las drogas, y las combinaciones de drogas, que contribuyen a las muertes por sobredosis están cambiando constantemente", dijo Holly Hedegaard, autora del estudio.
 
Mientras la oxicodona fue la principal droga ligada a muertes por sobredosis en 2011, la heroína se convirtió en la causa mayoritaria entre 2012 y 2015 y le sustituyó el fentanilo en 2016, según los últimos datos que maneja el reporte de las autoridades sanitarias estadounidenses.
 
El informe, que analizó las drogas específicas marcadas en los certificados de defunción para determinar cuáles están relacionadas con las muertes por sobredosis, determina que, en cambio, la cocaína se mantuvo en segundo o tercer lugar durante todo este periodo.
 
En 2016, las drogas vinculadas a con mayor frecuencia a las muertes por sobredosis accidental fueron fentanil, heroína y cocaína, mientras que aquellas relacionadas con los suicidios por sobredosis fueron la oxicodona, la difenhidramina, la hidrocodona y la alprazolam.
 
Los investigadores encontraron que las muertes por sobredosis aumentaron en un 54 % entre 2011 y 2016, de 41.340 a 63.632.
 
Este hecho, sumado al aumento del 3,7 % de los suicidios, ha llevado a que la esperanza de vida en EE.UU. se haya reducido por tercer año consecutivo, y en 2017 fuera de 78,6 años, según un informe que los CDC publicaron hace dos semanas.
 
La tasa de muertes por sobredosis con fentanilo y análogos de esta droga se duplicó cada año desde el año 2013 hasta 2016, al pasar de 0,6 decesos por 100.000 personas en 2013 a 1,3 en 2014, 2,6 en 2015 y 5,9 en 2016.
 
En años recientes, las muertes por sobredosis se han convertido en un serio problema de salud, que afecta en mayor proporción a los residentes de zonas rurales y sobrepasan las registradas en áreas metropolitanas, de acuerdo con el informe.