El parque automotor de carga pesada tiene 220 mil unidades | Vistazo

El parque automotor de carga pesada tiene 220 mil unidades

Vida moderna

El parque automotor de carga pesada tiene 220 mil unidades

Redacción Vistazo Jueves, 23 de Febrero de 2017 - 11:06
¿Se ha dado cuenta cuán importante son los camiones para el desarrollo de las actividades productivas de un país? Y es que en estos vehículos se transportan alimentos, productos de consumo masivo, materias primas de diversa índole, y en general todo aquello que hace posible que una empresa o industria siga su normal desarrollo.
 
De ahí que reemplazar estas unidades para buscar un mejor desempeño se torna en una imperiosa necesidad.
 
Según cifras de la Federación de Transporte Pesado del Ecuador (Fenatrape), en la actualidad, el parque automotor de carga pesada (3,5 toneladas en adelante) es de aproximadamente 220 mil unidades. De éstas, entre 35 y 40 mil sobrepasan los 32 años de vida útil, que es el tiempo máximo de operatividad reglamentaria.
 
Hasta finales de 2015 existió el Plan Renova del gobierno nacional, a través del cual se permitió renovar el parque automotor mediante la salida de vehículos que prestaran servicio de transporte público y comercial, los cuales se sometían al proceso de chatarrización y mediante un incentivo económico sus propietarios accedían a vehículos nuevos ensamblados en el país a precio preferencial, mediante la exoneración de aranceles de las partes importadas.
 
“En 2014 hubo un incremento de la carga en el país del 30%, esto hizo que la gente adquiriera deudas y se produjera un endeudamiento masivo en trasporte de carga, ya sea de cabezales o volquetas”, recuerda Édgar Carrión, secretario de la Cámara Nacional de Transporte Pesado del Ecuador y del Medio Ambiente.
 
Luego, aquel panorama de mercado cambió, dice Carrión, ya en el segundo semestre de 2015, el movimiento de carga se redujo un 25 por ciento y en 2016, cayó un 50 por ciento.
 
De acuerdo con cifras de la Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador (AEADE), el año pasado, la comercialización de vehículos pesados, se redujo un 45,6% en comparación con 2015, es decir, se vendieron 4.507 unidades menos.
 
 
La oferta del mercado
Como la actividad productiva no se detiene los camioneros siguen remplazando sus unidades aprovechando las ofertas de las diferentes empresas concesionarias.
 
Por ejemplo, E.Maulme, de Chevrolet, ofrece el Crédito camiones con un 30% de entrada y financiamiento a 12, 36, 48 y 60 meses plazo. Los camiones pueden ser de 2,8 hasta 6 toneladas en la línea N y de 7,5 hasta 13 toneladas en la línea F.
 
Otra oferta crediticia de la misma marca es Plan Camiones, un producto de ChevyPlan, que cuenta con el respaldo de General Motors Ómnibus BB del Ecuador y su red de concesionarios Chevrolet. Mediante este crédito se puede  adquirir el camión en un determinado tiempo y con cuotas más bajas. El monto final inscrito oscila entre los 35.000 a 90.000 dólares y una cuota mensual que va desde el 20 al 40 por ciento calculada sobre el monto exacto inscrito. Las cuotas fijas se cancelan de 24 hasta 72 meses.
 
En la oferta de esta empresa no se paga intereses solo una cuota de inscripción y otra de administración. El año pasado la compañía vendió 31 camiones bajo esta modalidad.
 
Origen asiático
Entre la variada oferta del mercado también están los camiones chinos reconocidos por sus costos más bajos y buena calidad. Imveresa ofrece la marca Cronos de QMC con el respaldo del Grupo Quezada y la experiencia automotriz de Saic Motor, uno de los cuatro grupos automotrices más grandes de China.
 
La concesionaria Imveresa ofrece crédito directo con el 30 % de entrada hasta 24 meses plazo, descuentos por el volumen de flota entre el 5 y el 20 por ciento, y garantía de dos años o 70.000 kilómetros.
 
Parte de este mismo mercado son los camiones JAC, con motores americanos Cummins. Luz del Alba Ocaña Plaza, gerente general de Alfauto S.A. distribuidora de estos camiones, afirma que el sector camionero ha tenido que enfrentar dificultades en el financiamiento.
 
“En 2014, la venta de los camiones en todas las marcas alcanzaron los 10 mil vehículos y solo la marca JAC vendía entre 1.000 y 1.500, pero en 2015, a raíz de las salvaguardias de marzo, si bien en el primer trimestre hubo una proyección de buenas ventas, en el segundo semestre se vendió solo 800 camiones, y en el 2016, donde la crisis golpeó al sector productivo, esta cifra se redujo a 500”, admite.