¿Desempleado? No es el fin del mundo | Vistazo

¿Desempleado? No es el fin del mundo

Vida moderna

¿Desempleado? No es el fin del mundo

Gabriel Rovayo* Lunes, 04 de Abril de 2016 - 10:08

Que decidan prescindir de sus servicios no significa que su vida entra en declive. Más bien, puede ser la oportunidad de crecer y avanzar con más impulso.

Desempleo... ¿le es familiar esa palabra? Actualmente ocurre en todas partes y es inevitable escuchar conversaciones sobre el tema. Quien no está desempleado, está temeroso de perder su empleo.

Es que el tema del empleo no solamente está ligado a la estabilidad e inestabilidad económica, también tiene que ver con el autoestima, con nuestro valor y nuestras aptitudes. Por más emocionales que sean a veces nuestros motivos de preocupación, nunca debemos descuidarlos.

De allí que algunos tips para superar un tema de desempleo nunca están de más. Muchas veces de un mal episodio se derivan cosas mejores que llegan a nuestras vidas. El meollo del asunto es no perder la perspectiva, sino seguir siendo productivos, emprendedores, creativos.

Tener la mente ocupada es importante. Estudios clínicos demuestran la relación existente entre la situación de desempleo y los trastornos psíquicos menores como cuadros de ansiedad y depresión. Estar súbitamente desempleado es un proceso de duelo, que tiene cuatro fases: negación / enfado y culpa / depresión / aceptación y autoanálisis.

Lo ideal es pasar por todas las fases y llegara la última exitosamente. Para lograrlo, los expertos en el tema recomiendan:

  - Salir todos los días de la casa, comunicarse con personas de su entorno profesional, familiar, de amigos y exponerles la situación y lo que se busca.

  - Hacer de Internet un aliado. Utilizarlo para la búsqueda activa de empleo y para desarrollar nuestra marca personal.

  - Hacer ejercicio, comer sano.

  - Planificar la rutina semanal y dedicar la jornada a la búsqueda de empleo. Hacer un horario y seguirlo al pie de la letra.

  - No dejar de sentirse útil. ¿Cómo? Desarrollando una actividad de forma periódica, ya sea con fines de lucro o como una forma de ayudar a los demás.

  - Aprovechar el inevitable tiempo muerto para autoeducarse en aquellos temas que las empresas requieren actualmente.

  - Huir de la negatividad que suele flotar en el ambiente en estas situaciones. Alejarse de los círculos donde solamente se habla de la mala situación y lo difícil que es conseguir trabajo.

Estar desempleado no es un problema en sí mismo, lo grave es que esta situación se prolongue, pues la energía va disminuyendo y la ansiedad va aumentando. También suele  ocurrir que el entorno familiar se puede complicar, lo cual desencadena frustración y desmotivación. Mantener la autoestima elevada puede ser la diferencia entre el éxito y el fracaso en la búsqueda de un nuevo empleo. Una autoestima elevada puede proporcionarle muchas ventajas:

Como persona: Se sentirá más activo, más fuerte, más seguro de sí mismo, con más ganas de luchar y seguir adelante… Mantener su autoestima alta funciona como una vacuna contra los problemas psicológicos y hace que su vida personal y familiar mejore. Ese, posiblemente, fue el caso de Steve Jobs, quien a los 30 años de edad, ya se había convertido en un reconocido empresario y su futuro parecía prometedor. Sin embargo, debido a sus diferencias con el director ejecutivo de Apple, fue despedido de la empresa que él mismo había fundado.

Este fue en uno de los momentos más duros en su vida. Pasaron meses en los que el emprendedor no sabía qué hacer con su vida. Dudó de sí mismo, se cuestionó sus aptitudes. Pero finalmente tomó una decisión: comenzar de cero.

Los siguientes cinco años fueron el período más creativo en la vida de Steve Jobs. Guiado por su pasión por los negocios, que nunca decayó a pesar de las dudas y la frustración, creó una empresa llamada NeXT y otra llamada Pixar. Años más tarde regresó a Apple para levantarla de un periodo de crisis, y la clave del resurgir de la empresa fue el trabajo desarrollado en los años que estuvo fuera de ella.

Como profesional: Difícilmente alguien contrataría a una persona que evidencia una gran desconfianza en sí mismo. Los empresarios buscan personas confiadas y seguras de sí mismas, que crean que pueden solucionar cualquier reto. Por ello, mantener una autoestima fuerte te ayudará a medio plazo en tu lucha por conseguir un puesto de trabajo.

CASOS INSPIRADORES

Anna Wintour, la famosa directora de la revista “Vogue”, quien inspiró incluso la película,"El diablo viste de Prada", al inicio de su carrera trabajaba como editora de moda Junior en“Harpers’s Bazaar”, en Nueva York. Pero solo pudo mantener su empleo por nueve meses.

Sus ideas eran innovadoras y poco convencionales, tanto así que ponían nervioso al editor quien finalmente decidió despedirla. Su despido no fue motivo para que cambiase su estilo, todo lo contrario, creer en sus propias ideas se convirtió en el elemento clave de su éxito. Ser despedida fue una gran experiencia para esta emprendedora y por ello asegura que “todo el mundo debería perder su trabajo en algún momento”.

Y hay otros ejemplos impactantes quenos demuestran que el desempleo no es el fin del mundo. Thomas Alva Edison trabajaba para Western Union y su espíritu de inventor lo motivaba a realizar experimentos en la oficina, durante su tiempo libre. En1867 derramó un poco de ácido causando daños en el piso y se vio obligado a abandonar su empleo.

Ser despedido lo motivó a seguir inventando a tiempo completo. Dos años más tarde consiguió su primer patente y comenzó su camino hacía el éxito y  la riqueza. Todo el mundo recuerda a Thomas Edison como uno de los más grandes inventores de la historia.

PONERSE EN ACCIÓN

Pero no todo es autoayuda y trucos para conservar la calma. También es importante ponerse en acción. No solo para recuperar el estatus laboral, sino incluso físicamente. Según Gregory J. Colman, de la Universidad Pace, en Nueva York, y Dhaval M. Dave, de la Universidad Bentley, en Massachusetts, las personas que trabajan gastan más energía física que las desempleadas, pese  a que en promedio dedican 27 por ciento  menos minutos a ejercitarse diariamente debido a las exigencias de sus trabajos. En una investigación con miles de trabajadores de Estados Unidos, descubrieron que luego que los empleados son despedidos, su esfuerzo físico total diario disminuye entre 21 y 24 por ciento pese al mayor nivel de ejercicio recreativo.

 

* Gabriel Rovayo, PhD.Presidente de CODEFE,
partner EFQM - Bruselas
The CFO’s Executive
Program, Universidad of Chicago -
Booth School of Business, Chicago.