Exceso de gente en la cima del mundo | Vistazo

Exceso de gente en la cima del mundo

Vida moderna

Exceso de gente en la cima del mundo

AFP Viernes, 24 de Mayo de 2019 - 15:08

Dos alpinistas murieron en el Monte Everest después de que una multitud de personas se atascaran en una cola que lleva a la cima de la montaña más alta del mundo.

 

La alpinista india Anjali Kulkarni, de 55 años, murió cuando regresaba de escalar la cima del Monte Everest el miércoles, dijo a CNN su hijo Shantanu Kulkarni. Se había quedado atrapada en el “atasco de tráfico” sobre el campamento cuatro, que, a 8.000 metros (26.247 pies), es el campamento final antes de la cumbre.

 

El montañista estadounidense Donald Lynn Cash, de 55 años, también murió el miércoles después de desmayarse mientras descendía de la cima, según la empresa de expedición nepalí Pioneer Adventure Pvt. Ltd.

 

El alpinista Nirmal Purja publicó una foto en Instagram del intenso tráfico de personas en la montaña el miércoles, mostrando un denso rastro de montañistas acurrucados en una cresta expuesta camino a la cima. Dijo que había alrededor de 320 personas en la cola de la cima de la montaña en un área conocida como la “zona de la muerte”.

 

La cima del Monte Everest tiene una elevación de 8.848 metros (29.029 pies). A ese nivel, cada respiración contiene solo un tercio del oxígeno encontrado a nivel del mar. El cuerpo humano también se deteriora rápidamente a esa altura, lo que significa que la mayoría de las personas solo pueden pasar unos minutos en la parte superior, sin suministros adicionales de oxígeno, antes de que se vuelva intolerable.

 

Según Shantanu Kulkarni, su madre había hecho excursionismo durante más de 25 años y se había entrenado para escalar el Monte Everest durante los últimos seis. Ella había completado una serie de grandes excursiones, incluyendo al monte Elbrus en el sur de Rusia y al monte Kilimanjaro en Tanzania. También fue una ávida corredora de maratón.

 

Anjali Kulkarni era dueña de una agencia de publicidad con su esposo, pero ambos se retiraron para “perseguir su sueño de llegar a la cima del Monte Everest”, dijo Shantanu.

Por su parte, Cash, un abuelo de Utah, se derrumbó cerca de una parte del sendero que tenía una altitud de aproximadamente 8.770 metros (28.700 pies), según Pioneer Adventure.

 

“Nuestro equipo hizo todo lo posible por salvarle la vida”, señaló la compañía, que agregó que los guías sherpa habían intentado mantenerlo vivo mientras lo arrastraban por la montaña.

 

“A pesar de sus mejores esfuerzos para brindar la mejor guía, suficientes suministros de oxígeno y apoyo médico, no pudieron salvarle la vida”.

 

Sus hijos le dijeron a KSL-TV, afiliada de CNN, que Cash había muerto luego de lograr su objetivo de alcanzar la cima de la montaña más alta del mundo.

 

“En el último mensaje que me envió me dijo: ‘Me siento muy afortunado de estar en la montaña sobre la que leí durante los últimos 40 años'”, dijo a KSL su hijo Tanner Cash. Su cuerpo probablemente permanecerá en el Everest.

 

Más de 200 alpinistas han muerto en la cima desde 1922, cuando se registraron las primeras muerte de escaladores en el Everest. Se cree que la mayoría de los cuerpos han permanecido enterrados bajo glaciares o nieve.