El triste final de "Kata": uno de los rostros del maltrato animal | Vistazo

El triste final de "Kata": uno de los rostros del maltrato animal

Vida moderna

El triste final de "Kata": uno de los rostros del maltrato animal

Redacción Martes, 10 de Septiembre de 2019 - 17:02
Hace algunos días se hizo conocida en redes sociales la historia de "Kata", un gatita blanca raza mestiza de dos meses de edad, cuya adopción tuvo un final inesperado y devastador. 
 
Marcia (identidad protegida) junto con un grupo de amigas, maneja un proyecto comunitario de rescate a animales en estado de abandono. Recalca que no son una fundación y que a través de las redes sociales realizan diferentes labores como mercados de pulgas y eventos varios para sostenerse y ayudar a los hogares de tránsito que dan acogida a sus rescatados hasta que hallan un hogar definitivo.
 
Así empezó la vida de Kata: su madre fue rescatada a punto de parir. el 2 de julio de este año, la gata dio a luz y Marcia, junto con sus amigas, empezaron a buscar hogar tanto para la mamá como para los gatitos recién nacidos. 
 
 
Kata, recién nacida
 
Tal como proceden con todas las adopciones, Marcia y sus amigas se aseguran del tipo de hogar al que va a ir cada rescatado: piden referencias, fotos, hacen muchas preguntas, detalles, visitan la vivienda y finalmente, si aceptan dar en adopción al animalito, realizan seguimientos posteriores. Con Kata y su adoptante, Marco V., sucedió exactamente así. 
 
El joven, un estudiante de medicina de una universidad privada de Guayaquil, se interesó muchísimo en la gatita y pasó todos los filtros de seguridad que Marcia y su agrupación le imponen a los interesados. Explica que en muchas veces en esta indagación inicial muchas solicitudes "se caen" porque van descalificando durante el proceso.
 
"Kata" fue entregada personalmente por Marcia en la vivienda de Marco V., el pasado 20 de agosto, por la noche, "en perfectas condiciones", explica ella. "Le dimos una funda de comida, un arenero, un juguete para la gatita y estuvimos siempre dispuestas a darle cualquier tipo de ayuda, como lo hacemos con cada caso", cuenta ahora.
 
Kata, en sus fotos promocionales en busca de una familia que la ame
 
Pasaron dos semanas, entre el 20 de agosto y el 3 de septiembre. Y luego de esta fecha, sucedieron eventos, a decir de la rescatista, muy confusos. El joven se puso en contacto con Marcia para preguntarle el dato sobre el algún veterinario pues "Kata" tenía una pierna lastimada, con una especie de luxación (dislocación), por haberse caido supuestamente de un mesón de la cocina. Indicó, sin embargo, que la había llevado a un chequeo veterinario particular, donde le recetaron Amoxicilina, Meloxicam y Complejo B.
 
Ante la insistencia de Marcia de que la gatita sea atendida por la doctora veterinaria que trabaja con ellos de forma constante y la negativa del joven a llevarla por no tener los recursos para hacerlo, ella y una amiga fueron a recogerla al domicilio de Marco V. y se encontraron con un cuadro desolador. 
 
"Recibimos a la gata envuelta en una toalla. Pensé que estaba muerta, porque estaba seca e inmóvil. Cuando llegamos a la veterinaria, la doctora la revisa y la hallamos totalmente deshidratada, desnutrida y con la patita volteada hacia atrás. Eso no era una luxación y es imposible que se haya hecho tanto daño por caer de un mesón. Tenia huesos rotos y separados y la rodilla estaba salida de su posición", rememora Marcia al borde del llanto. 
 
Kata, durante su chequeo veterinario
 
"Kata" falleció a los dos meses y dos días de vida, la tarde de este lunes 9 de septiembre, luego de todos los esfuerzos de la veterinaria por rehidratarla e intentar que recuperar algo de peso. La especialista y la rescatista coinciden en que fue victima del descuido y del maltrato, que se extendió a lo largo de una semana. A causa de la medicación mal administrada, "Kata" murió ciega, desnutrida, hipotérmica y con su patita destrozada.
 
 
 
Un joven identificado como "Julio Cesar Degante", creó una petición en la plataforma Change.org para pedir justicia por Kata. "Ayudaría mucho para crear conciencia que los animalitos. Son seres vivos que tambien sienten dolor cuando son víctimas de personas malas, sin escrúpulos, que los maltratan", dice en el pedido, que se puede firmar en este link. 
 

 
 
El Pleno de la Asamblea Nacional debate el proyecto de reformas al Código Orgánico Integral Penal (COIP). Con las reformas también se incrementa la sanción por el maltrato animal que será de dos a seis meses de cárcel; el abuso sexual a animales de compañía de seis meses a un año; y la muerte de los mismos de seis meses a un año, pero si es el resultado de un acto de crueldad o tortura la pena será de uno a tres años.
 
Marcia sostiene que no planean presentar ningún tipo de acción legal al respecto, pues afirma, que al momento, no siente que las leyes vayan a respaldarla a ella o a su agrupación de alguna manera.
 
Revista Vistazo intentó comunicarse en varios momentos del dia con Marco V. para tener su versión de los hechos, pero la llamada nunca fue respondida.