Bombay en peligro por la subida de nivel de los océanos | Vistazo

Bombay en peligro por la subida de nivel de los océanos

AFP Miércoles, 25 de Septiembre de 2019 - 11:30
Facebook
Twitter
Email
Durante el monzón es frecuente que las olas lleguen hasta la choza de Ganga Singh, junto al mar de Arabia, en la megalópolis india de Bombay, cada día más amenazada por la subida del nivel del agua de los océanos.
 
"Hemos construido pequeños muros pero las olas los destruyen", explica esta mujer de 47 años que vive en su pequeña vivienda con 11 familiares.
 
En Bombay, una ciudad de 20 millones de habitantes, la gente ocupa cada centímetro cuadrado disponible. 
 
 
Con el aumento del nivel de los océanos provocado por el cambio climático, Ganga Singh y su familia estarán entre los primeros en perder su vivienda, si se cumplen las proyecciones de los científicos. "Todos tenemos miedo", reconoce ella.
 
Según un estudio universitario, cerca de un 25% de la capital económica india podría quedar inundada si el agua de los océanos sube un metro durante el siglo XXI a causa del calentamiento global.
 
Incluso un aumento de solo 20 centímetros del nivel del mar doblaría la frecuencia de las inundaciones en las zonas tropicales como la de Bombay, según un estudio estadounidense de 2017.
 
Bombay, que empezó siendo un conjunto de siete pequeñas islas en la época de la colonización británica, es especialmente vulnerable a las inundaciones porque toda una parte de la ciudad está situada bajo la línea de la pleamar.
 
 
En los últimos 15 años, la costa ha retrocedido en más de 20 metros en algunas de sus playas, según varios estudios de la oenegé Watchdog Foundation.
 
Las inundaciones provocaron centenares de muertos y costaron miles de millones de dólares en las dos últimas décadas.
 
En 2005, unas inundaciones dejaron 500 muertos.
 
Frente a esta amenaza, el gobierno del estado de Maharashtra, del que Bombay es la capital, construirá 20 diques en el mar a lo largo de su costa de 720 kilómetros, cuatro de ellos en Bombay.
 
Sin embargo los expertos dudan de su eficacia a largo plazo.
 
"Necesitamos una visión a largo plazo", afirma el climatólogo Roxy Mathew Koll, del instituto indio de meteorología tropical.
 
Las autoridades también están llevando a cabo una gran campaña para plantar manglares, un tipo de bosque anfibio característico de las zonas húmedas tropicales que actúa como una esponja con el agua y constituye la mejor defensa natural frente a las inundaciones.
 
En las afueras de Bombay, en la zona de Airoli, el responsable forestal D.R. Patil y 300 trabajadores avanzan poco a poco, a veces con el agua hasta las rodillas, para plantar nuevos árboles y verificar el crecimiento de los que ya están plantados.
 
"Los manglares son la primera línea de defensa contra las inundaciones y no tenemos otras opciones", explica Patil a la AFP. "Incluso un dique no protege tanto como los manglares", asegura.
 
Según él, el estado de Maharashtra tiene actualmente 30.000 hectáreas de manglares. Entre 2015 y 2017 su superficie en el estado aumentó en un 82%.
 
Las autoridades locales también aprobaron leyes para proteger los manglares y pueden prohibir la construcción de viviendas en zonas húmedas así como derribar edificaciones ilegales o construir muros.
 
Los defensores del medio ambiente creen que esta política no es del todo eficaz.
 
Según el especialista Nandkumar Pawar, los manglares son importantes pero también es crucial el problema de la desaparición de los sistemas naturales de evacuación del agua.
 
Según él, algunas de las leyes para proteger el litoral no se cumplen totalmente y permiten construir cerca de la costa, cubriendo ríos y ensenadas que normalmente actúan como vía de salida del agua en caso de inundaciones.
 
"Hacemos todo lo que podemos con nuestras capacidades y nuestros recursos", afirma Jitendra Raisinghani, vicedirector del Consejo Marítimo del Maharashtra, y asegura que la administración trabaja en un plan de gestión del litoral. Pero "nunca es suficiente y podemos hacer más".
 
A falta de suelo, Bombay está construyendo verticalmente, con edificios cada vez más altos. Sin embargo, Ganga Singh, que vive junto al mar, cree que "si el nivel del agua sube, ningún lugar de Bombay será seguro".