Una fórmula desmiente que el año de un perro sean siete en la vida de los humanos | Vistazo

Una fórmula desmiente que el año de un perro sean siete en la vida de los humanos

Redacción Miércoles, 08 de Julio de 2020 - 18:55
Facebook
Twitter
Email
La facultad de medicina de la Universidad de California en San Diego creó un método que establece la edad según los cambios en el ADN a lo largo del tiempo.
 
Una creencia popular era que para saber la edad de los perros con respecto a los humanos se debía multiplicar los años del animal por siete; sin embargo, en los últimos años ha cambiado esta fórmula por otras más eficientes.
 
Una de las fórmulas más realistas sería la de la facultad de medicina de la Universidad de California, en San Diego, que compara la edad de perros y humanos teniendo en cuenta cambios en el ADN a lo largo del tiempo.
 
La fórmula se basa en los patrones cambiantes de los grupos metilo en los genomas de perros y humanos: cuántas de estas etiquetas químicas y dónde se encuentran, a medida que envejecen.
 
 
Estos grupos analizan cambios químicos que determinan el nivel de expresión de los genes y su capacidad para generar o no proteínas. 
 
La nueva fórmula basada en metilación, publicada el 2 de julio en Cell Systems, es la primera que se puede transferir de una especie a otra, publica la Revista Semana, de Colombia. 
 
La fórmula brinda un nuevo "reloj epigenético", un método para determinar la edad de una célula, tejido u organismo basado en una lectura de su epigenética: modificaciones químicas como la metilación, que influyen en los genes que están "desactivados" o "activados" sin alterar la secuencia genética heredada.
 
Ideker trabajó junto con Tina Wang, quien primero le trajo la idea del envejecimiento de los caninos. Para hacer eso, Ideker y Wang colaboraron con la experta en genética de perros Danika Bannasch, profesora de salud y reproducción de la población en la Escuela de Medicina Veterinaria de UC Davis, y Elaine Ostrander, jefa de la Subdivisión de Genética del Cáncer y Genómica Comparativa en el Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano, parte de los Institutos Nacionales de Salud.
 
Bannasch proporcionó muestras de sangre de 105 perros perdigueros de labrador.
 
 
Lo que surgió del estudio es un gráfico que puede usarse para hacer coincidir la edad de su perro con la edad humana comparable.
 
La comparación no es una relación de 1:7 en el tiempo. Especialmente cuando los perros son jóvenes, envejecen rápidamente en comparación con los humanos. Un perro de un año es similar a un humano de 30 años.
 
Un perro de cuatro años es similar a un humano de 52 años. Luego, a los siete años, el envejecimiento del perro se ralentiza.
 
Según Ideker, una limitación del nuevo reloj epigenético es que se desarrolló utilizando una sola raza de perro, y se sabe que algunas razas de perros viven más que otras.