Las misteriosas rocas esféricas de Nueva Zelanda | Vistazo

Las misteriosas rocas esféricas de Nueva Zelanda

Turismo

Las misteriosas rocas esféricas de Nueva Zelanda

Redacción Domingo, 22 de Noviembre de 2015 - 22:17

Misteriosos, impresionantes y un imán para las redes sociales. Así se podría definir a un conjunto de formaciones rocosas casi esféricas, que se han convertido en una atracción turística.

Los denominados “peñascos de Moeraki” pueden superar los 2 metros de alto y pesar más de 6 mil kilos. Se ubican a 40 kilómetros al sur de Oamaru, en Moeraki, y se hallan dispersas por la playa.

¿Cuál es su secreto? Se cree que la formación de estas rocas se remonta a más de 60 millones de años, producto de la unión entre sedimentos y calcita. Probablemente se formaron en el lugar cuando el cuerpo de algún animal marino comenzó a descomponerse. Posteriormente se endurecieron y, a medida que el sedimento aumentaba, estas “perlas de roca” ganaban tamaño. Tardaron alrededor de 4 millones de años en formarse.

Sin embargo, los denominados “peñascos de Moeraki” no estuvieron en la playa todo este tiempo. De hecho crecieron en los acantilados de arenisca sobre el mar y sólo hace unos años estas esferas cayeron y rodaron hasta la playa debido a la erosión del viento y el mar que fueron excavando las paredes.

Estas enigmáticas piedras se han convertido en una importante atracción turística en Nueva Zelanda y, debido a las fotografías de los turistas, se han vuelto muy populares en las redes sociales. Se las puede buscar con la etiqueta #MoerakiBoulders.

Pero esta misma fama se volvió en una problema pues algunos visitantes comenzaron a tallar sus nombres en las rocas, e incluso hubo coleccionistas de rocas que usaron explosivos para llevarse fragmentos, por lo que la zona fue declarada como reserva natural para proteger a los “peñascos de Moeraki”.