Los perros, los nuevos héroes después del terremoto | Vistazo

Los perros, los nuevos héroes después del terremoto

Terremoto Ecuador

Los perros, los nuevos héroes después del terremoto

Redacción Miércoles, 20 de Abril de 2016 - 11:31
Un perro empieza a olfatear entre las ruinas de Pedernales, Manabí. Busca con ansias el sonido del latido de un corazón, el aroma de un ser humano o la respiración de un sobreviviente. Con sus patas y olfato rastrea hasta el último escombro y encuentra “buenas noticias” para sus rescatistas: una persona con vida. 
 
Su amo (un miembro de la Policía) junto a otros brigadistas, logró sacar al sobreviviente y el can empezó a ladrar de emoción. 
 
Al igual que este amigo de cuatro patas, más de 100 dispersos por toda la zona de la catástrofe, se convirtieron en los nuevos “héroes” después del sismo de 7,8 en el escala de Richter, que azotó Ecuador el pasado sábado. 
Según el reconocido técnico y rescatista, Enzo Vezzoli, un equipo de 10 técnicos, dotados con instrumental tecnológico de avanzada, cubre una área de una hectárea en 70 minutos; en igual superficie un perro precisa de solo 10 minutos y su eficacia suele ser mayor. 
 
Foto: AFP
 
“Tratándose de búsqueda bajo escombros (derrumbes) la experiencia arroja el siguiente promedio comparativo: en cinco minutos un can de rescate consigue cubrir 100 metros cuadrados; un hombre valiéndose de instrumental, necesitaría de aproximadamente 45 minutos. Es un ahorro abismal del factor tiempo”, acotó
 
Foto: Policía
 
Es por ello que los grupos de rescate, que llegaron a Ecuador, desde México, República Dominicana, Perú y otras delegaciones trajeron a sus amigos de cuatro patas para buscar vida entre los escombros. El Centro Regional De Adiestramiento Canino del país también aporto con sus perros adiestrados para casos de desastres.  
 
Foto: PolIcía Nacional
 
Uno de los delegados del contingente del Ejército de la República Dominicana, Coronel Frontal Carram,  acotó que: “ en el momento que un perro encuentra una víctima empieza a ladrar, da vueltas o se sienta en el lugar y no se mueve. Estas son algunas estrategias que utilizan para llamar la atención de los brigadistas.
 
Por ejemplo, Max un perro de raza pitbull, de cuatro años, empezó a ladrar la mañana de este miércoles, en medio de una edificación derrumbada en Calceta, Manabí. Encontró una víctima del sismo. Su amo, el rescatista colombiano, Xavier Cerna, dijo que el can se ha convertido en una de las "herramientas" más confiables en los momentos de desastre. " Aún no se inventa un aparato que pueda rastrear cadáveres, solo ellos lo pueden hacer". 
 
El capitán Carlos Flores jefe del CRAC Acc., manifestó “Que gracias a las habilidades (olfato y oidos) de los canes se ha rescatado a 5 personas con vida y aproximadamente unos 25 cuerpos sin vida en estos sectores afectados, vamos a trabajar incansablemente y no descansaremos hasta encontrar hasta a la última persona atrapada”.
 
Foto: Policía Nacional
 
Pese a las terribles condiciones, las duras horas de trabajo y el calor, las narices de los canes siguen olfatean los escombros en busca de “esperanza”. Se entusiasman al sentir a alguien que está con vida bajo los edificios destruidos y mueven la colita cuando finalmente las rescatan.