Disparos de agua bendita para evitar contagios | Vistazo

Disparos de agua bendita para evitar contagios

Redacción Lunes, 25 de Mayo de 2020 - 13:00
Facebook
Twitter
Email
La extensión de la pandemia del coronavirus por todo el mundo ha obligado a cambiar las costumbres más arraigadas.
 
Un sacerdote bautizó de una manera poco ortodoxa a un bebé en una capilla de Brownsville, Texas, pues mediante una pistola de agua, simplemente le disparó mientras sus padres lo sujetaban.
 
Aunque no se tiene certeza sobre el contexto exacto de la foto que se hizo viral, es innegable la acción un tanto extraña que protagonizan sacerdote, padres y bebé.
 
Por otra parte, un párroco de Detroit (EE.UU.) buscó la forma de continuar con la tradición de bendecir con agua bendita cestas de flores. Para entonces, la pandemia ya había hecho estragos en su Estado. El sacerdote Timothy Pelc pensó en cómo hacerlo sin aproximarse demasiado a los fieles que acudían a su iglesia para proceder a la bendición. 
 
Pelc se atavió con una pantalla protectora en el rostro, una mascarilla y guantes, pero completó el atuendo con una pequeña pistola de agua de plástico y vistosos colores para disparar sus bendiciones a una distancia de seguridad.
 
La escena se produjo en la pasada Semana Santa y las imágenes, captadas por un fiel de la iglesia católica de San Ambrosio, se difundieron el 12 de abril en la página web de esa parroquia, aunque se han vuelto a popularizar en redes sociales en los últimos días.
 
El sacerdote, de unos 70 años y 30 de ellos como párroco de la misma iglesia, dijo que le ha sorprendido la difusión de sus imágenes.  "Mi primera idea era hacer algo para los niños de la parroquia", dijo al portal BuzzFeed, segun reproduce El País, de España. 
 
"No solo es seguro, es que es muy divertido", asegura un doctor que acudió con sus hijos a la peculiar bendición del párroco. Este religioso asegura que tiene una mente excéntrica, pero que eso no le supone problemas. 
 
La mayoría de la respuesta a las imágenes han sido positivas, apunta la responsable de la página de Facebook de San Ambrosio.
 
De la repercusión en redes, el cura destaca que en Alemania las imágenes provocaron un debate sobre los distintos tipos de pistolas de agua. Dice que las imágenes han llegado también al Vaticano. "Eso me preocupó un poco, pero tampoco me han dicho nada desde allí", sostiene.
HOY EN HOME