Dígalo sin palabras | Vistazo

Dígalo sin palabras

Tecnología

Dígalo sin palabras

Luis Medina | [email protected] Viernes, 18 de Marzo de 2016 - 10:08

Constantes en las comunicaciones digitales, los emojis abrevian conversaciones y transmiten emociones sin usar el abecedario.

Puede definir cómo se siente, o lo que piensa, con una sola (pequeña) imagen. ¿Tiene hambre, sueño o quiere salir a bailar? Dígalo con un emoji. Son esas caritas amarillas o símbolos que adjuntamos a mensajes de plataformas digitales como WhatsApp o Facebook, y que se han convertido en una de las formas más usadas de comunicación de los últimos años. Tan popular es el uso de estos símbolos en el mundo que el diccionario de Oxford nombró a un emoji como la “palabra” más popular de 2015. Se trató de la “cara con lágrimas de alegría”. Según la web de esta entidad, es la primera vez en la historia que la palabra del año no es un conjunto de letras, sino un pictograma.

Antes de su consolidación, los emojis pasaron por un largo camino que comenzó en 1995 en Japón, cuando el beeper (localizador previo a los teléfonos celulares) era aún una forma de comunicación con alta demanda, según narra el portal The Verge. Para ese sistema, una empresa japonesa de telecomunicaciones introdujo una imagen en forma de corazón y el público, especialmente los adolescentes, se apropió de ella en sus mensajes rápidamente.


Los emojis o emoticones han evolucionado desde su aparición
en beepers hasta su expansión a smartphones.

En la misma década, cuando empezaba Windows 95 y ya se experimentaba con las primeras plataformas de Internet móvil, Shigetaka Kurita, el creador de estas imágenes y reconocido “padre de los emojis”, identificó uno de los problemas de la comunicación virtual: la incapacidad de ver las expresiones faciales del interlocutor. Para él, la solución fueron los primeros 176 pictogramas que conoció el mundo digital. Fueron los primeros emojis. Es así que la palabra tiene origen japonés y se descompone en “e” (imagen) y “moji” (letra).

Desde entonces, han pasado a ser un lenguaje de símbolos en constante construcción. A nivel global, la responsable de este proceso es la compañía Unicode, encargada de hacer los diseños estándar de los emojis, que luego son adaptados y distribuidos por los diferentes sistemas operativos que usan los teléfonos móviles. Para junio de este año se espera una ampliación del repertorio: según información de la firma, se están analizando 79 imágenes a fin de determinar cuáles pasarán a engrosar el repositorio digital de emociones.


El japonés Shigetaka Kurita es el “padre de los emojis”.

Por su capacidad para abreviar conversaciones y expresar sentimientos o ideas sin palabras, los emojis tienen una importancia creciente en las comunicaciones cotidianas. Investigadores de la Universidad de Nueva York (NYU) y del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) han indicado que estas imágenes se usan para darle forma a los mensajes. Por ejemplo, quitarle seriedad o importancia a un texto, agregar humor, o incluso darle color y personalidad a un mensaje que podría verse monótono.

Otras investigaciones también destacan el uso de emojis como una forma de mostrar la constante evolución del lenguaje. Para Lauren Collister, académica de la Universidad de Pittsburgh, estos símbolos están revolucionando el idioma, pues son imágenes que comunican un mensaje específico de manera eficiente y que demuestran la flexibilidad de la comunicación no verbal.

Sin embargo, no están libres de polémicas. Los académicos Luke Stark y Kate Crawford, de NYU y MIT respectivamente, publicaron un estudio donde estiman que el límite de emojis disponibles también limita la libertad de los interlocutores. El artículo recoge que en los últimos años, por ejemplo, se ha pedido hacer que estos pictogramas sean más representativos. Por ello, en 2014, la compañía tecnológica Apple –junto a Unicode– rediseñó las imágenes de personas para que tengan una escala de colores de piel y no se mantengan solo en el tono predeterminado: el blanco caucásico.


Ahora los emoticones cuentan con una extensa gama
para representar la diversidad racial de los usuarios.