"Había días en que solo quería arrancarme la piel": la dura vida de quienes padecen eczema | Vistazo

"Había días en que solo quería arrancarme la piel": la dura vida de quienes padecen eczema

Redacción Martes, 15 de Septiembre de 2020 - 13:08
Facebook
Twitter
Email
Anna Byard Golds, una joven de 15 años, cuenta la experiencia de tener eczema toda su vida y los problemas que esta enfermedad ha causado en su percepción de sí misma y su relación con los demás.  
 
En una entrevista para BBC, Anna afirma ser consciente de su enfermedad desde los 4 años, “podía sentirme diferente a otros niños”. Además, agregó que padecer eczema afectó mucho su autoestima, "es como piel de rinoceronte: quebrada, áspera y no es bonita a la vista"
 
Un sondeo de la Sociedad Nacional de Eczema, en Reino Unido, reveló que el 89% de los adultos con eczema sienten que su calidad de vida está significativamente reducida. También indica que un cuarto de los niños con eczema muestran poca autoestima. 
 
"Había días en los que estaba completamente colapsada y comenzaba a arañarme. Quería arrancarme la piel", dijo la joven. Le costaba levantarse por las mañanas, cuando su eczema era peor, y a veces no asistía al colegio por miedo a que otros se burlaran de ella, "no quería que la gente lo viera. Me daba mucha vergüenza".
 
Debido a la irritación y escozor era difícil moverse, escribir y concentrarse y "había días en que volvía a casa temprano porque tenía tanto dolor" afirma Golds. 
 
Muchas veces tenía que usar ropa más grande para cubrir su cuerpo.
Foto: Anna Byard Golds, BBC.
 
 
¿Qué es el eczema? 
 
De acuerdo con una publicación de La Vanguardia, el eczema es una reacción inflamatoria con enrojecimiento, calor y escozor de la piel que, además, se presenta con ampollas o vesículas que pueden llegar a supurar. Esas vesículas pueden formar costras y escamas. Los eczemas suelen ser de origen alérgico o microbianos. Si ocurre en solo unos días el eczema es agudo; pero si se prolonga en el tiempo, piel que enrojece, brilla y se descama perdiendo las diferentes capas cutáneas, es subagudo. Esta forma puede llegar a cronificarse y convertirse en piel engrosada y seca (liquenificación).
 
Las causas de esta enfermedad pueden ser por factores hereditarios y genéticos, como también ambientales y hay diferentes tipos. 
 
La educación de más de un tercio de las personas que sufren de eczema se ha visto afectada, según la misma encuesta. Se llegó a la conclusión de que las personas que padecen esta enfermedad también tienen a aislarse y el 74% de los adultos encuestados reconoció que el eczema afecta negativamente su salud mental.
 
El sondeo de la Sociedad Nacional del Eczema entrevistó a 530 adultos con esta condición y a 524 padres con niños (de hasta 16 años) con eczema
 
Según la enfermera clínica especializada en dermatología Julie Van Onselen, se trata de controlar el eczema, pues no hay una cura, "incluso con un tratamiento que funcione para ti, aún así tienes eczema y necesitan cuidar tu piel", afirmó. 
 
Anna cambió y empezó un nuevo tratamiento, lo que significa que ahora se encuentra mejor, aunque aún tiene grietas en su piel,  "todavía están allí, y empeoran con frecuencia, y son bastante severas en mi cara y las muñecas". 
 
Pero ahora se siente mejor, "ahora puede mirarme en el espejo sin pensar: 'No quiero verte'", afirmó la joven en la entrevista para BBC.