Expertos advierten sobre sordera repentina e irreversible, entre las secuelas que deja la COVID-19 | Vistazo

Expertos advierten sobre sordera repentina e irreversible, entre las secuelas que deja la COVID-19

Redacción Miércoles, 14 de Octubre de 2020 - 12:40
Facebook
Twitter
Email

El nuevo SARS-CoV-2 que conduce a la COVID-19 ha causado una gran cantidad de síntomas documentados. El virus afecta principalmente al sistema respiratorio y causa síntomas de fiebre y tos, lo que provoca neumonía e insuficiencia multiorgánica.

Una gran proporción de los casos observados son asintomáticos o tienen síntomas leves no notificados.

La inflamación neuronal relacionada con COVID-19 se ha informado previamente, pero la relación entre el virus y la pérdida auditiva neurosensorial no se había explorado a fondo hasta la fecha, señala un grupo médico, cuya evidencia se publicó en la revista BMJ Case Report.

La investigación expone el caso de un paciente británico, de 45 años y con asma, que se presentó en su departamento de otorrinolaringología luego de una semana de pérdida auditiva mientras estaba en el hospital para el tratamiento de COVID-19.

Ingresó en el hospital el día 10 de los síntomas del COVID-19 y posteriormente requirió intubación y traslado a la unidad de cuidados intensivos (UIT) debido al alto trabajo respiratorio.

Estuvo intubado durante 30 días y su ingreso se complicó aún más por émbolos pulmonares bilaterales, neumonía asociada al ventilador, hipertensión pulmonar y anemia.

Los médicos agregan que, como parte de su tratamiento, el paciente recibió remdesivir, esteroides intravenosos e intercambio de plasma para tratar su infección por COVID-19 y mejoró clínicamente.

Una semana después de la extubación y la transferencia fuera de la UIT, notó tinnitus en el lado izquierdo y pérdida auditiva de aparición repentina. No obstante, él no tenía antecedentes de hipoacusia ni patología auditiva.

 

Su historial médico anterior al ingreso incluía asma, pero por lo demás estaba en forma y bien, puntualizan los expertos.

Las pruebas de cabecera sugirieron una pérdida auditiva neurosensorial del lado izquierdo. Los médicos asociaron esta deficiencia auditiva al COVID-19, según la revista.

Además, determinaron que sus conductos no estaban obstruidos y que sus tímpanos estaban intactos. Fue tratado con corticoides pero solo se restableció parcialmente. 

"Pese a la considerable documentación sobre el COVID-19 y los diversos síntomas asociados al virus, hay una falta de debate sobre la relación entre el COVID-19 y la audición", advierten estos expertos, preconizando que se realicen tests en los hospitales, incluso en cuidados intensivos, para aplicar en caso necesario un tratamiento a base de esteroides.

HOY EN HOME