Sector pesquero se opone a canje de deuda por ampliación de la Reserva Marina de Galápagos | Vistazo

Sector pesquero se opone a canje de deuda por ampliación de la Reserva Marina de Galápagos

Diana Holguín | dholguin@vistazo.com Jueves, 04 de Marzo de 2021 - 16:04
Facebook
Twitter
Email
La propuesta de organizaciones conservacionistas sobre reunir dinero para comprar deuda externa a cambio de ampliar la Reserva Marina de Galápagos (RMG) genera preocupación en el gremio pesquero local.
 
La propuesta se difundió en febrero pasado y llegó al Gobierno Nacional, que actualmente revisa el proyecto, aunque para los miembros del sector pesquero la situación es clara: “Ecuador no puede vender parte de su territorio por acceder a intereses internacionales y maquillados como un beneficio para el país y que no o serán en absoluto porque condicionarán nuestra soberanía”.
 
Así lo expresó el presidente de la Cámara Nacional de Pesquería (CNP), Bruno Leone, quien explicó que el sector genera más de 1.600 millones de dólares en divisas y junto con la acuacultura es el principal rubro de exportaciones no petroleras del país. “Somos los más interesados en que Galápagos siga siendo patrimonio de los ecuatorianos y de la humanidad pero el mundo de hoy requiere un equilibrio entre la explotación de los recursos y los aspectos socioeconómicos, la gente necesita trabajar, necesita vivir”.
 
Luigi Benincasa, director de la Asociación de Atuneros del Ecuador (Atunec), señaló que detrás de la propuesta basada en el canje “hay una estrategia extraordinaria, planificada, concertada y dirigida desde el extranjero a través de un único fin: tener inherencia  a través de la decisiones nacionales”. “Esto es inconcebible, no podemos aceptar como ecuatorianos. Galápagos no se regala, ni se vende”, continuó Benincasa. 
 
Gabriela Cruz, presidenta de la Fenacopec, sostiene que aún persisten otros  problemas en las islas por migración poblacional, plagas introducidas y excesivo turismo, como lo mencionó la Unesco en el año 2007. “Nosotros queremos colaborar para solucionar esos temas que sí son reales, pero el tema pesquero no es un problema, más bien tenemos una serie de normativas que han logrado disminuir la población de pescadores”.
 
Mientras Grace Unda, vicepresidenta de la Cooperativa de Pesca Copes Promar y representante de la comunidad artesanal pesquera del Ecuador, considera que Galápagos es la tabla de salvación para las decisiones erróneas de los gobiernos. “Bajo el argumento de la conservación de la flora y la fauna del Archipiélago se han suscrito convenios que perjudican nuestra soberanía y debilitan sectores productivos como la pesca para favorecer intereses de turismo trasnacional”.
 
Para el gremio pesquero, reducir las áreas de pesca por fuera de la RMG actual (que es de 40 millas, una de las más grandes del mundo) sin estudios técnicos, ni socialización, sería una imposición desde actores extranjeros.
 
Un modelo financiero ya aplicado
Roque Sevilla, quien fue miembro del Directorio del Fondo Mundial de la Naturaleza (WWF-I) Internacional, mencionó que en 1987 propuso el Canje de Deuda por Naturaleza, conocida como “Iniciativa Sevilla” por la que se logró la eliminación de porciones de deuda pública ecuatoriana a cambio de conservar áreas naturales de importancia ecológica.
 
A través de este mecanismo se concretó un canje por 10 millones de dólares para financiar actividades de protección esenciales en Parques Nacionales continentales y en las Islas Galápagos. 
 
Tras la reacción del gremio pesquero, Sevilla señaló que “es falso que la soberanía nacional está en riesgo. Es un canje de deuda que permite que el dinero de capital e intereses que ahora va a los inversionistas extranjeros vaya a la protección del Área Marina de Galápagos y apoyar la pesca artesanal”. 
 
HOY EN HOME