Activistas exigen que Miami vuelva a ser un santuario para inmigrantes | Vistazo

Activistas exigen que Miami vuelva a ser un santuario para inmigrantes

EFE Sábado, 28 de Enero de 2017 - 20:02
Facebook
Twitter
Email
por Leila MACOR
 
Activistas de derechos humanos exigían al alcalde de Miami que devuelva al condado el estatus de "santuario" para los indocumentados, luego de que el político decidiera obedecer las órdenes de Donald Trump en materia migratoria.
 
El jueves, el alcalde del condado de Miami-Dade, Carlos Giménez, ordenó a las cárceles locales detener a los indocumentados si así lo pide el gobierno federal, con el fin de limpiar su reputación de ciudad santuario y no poner en riesgo el ingreso de fondos federales.
 
Cerca de 300 ciudades santuario corren el riesgo de que el gobierno les corte los fondos federales, por orden ejecutiva del presidente Donald Trump del miércoles 25 de enero de 2017.
 
Ciudades santuario como Nueva York, Los Ángeles, San Francisco y Chicago prometieron resistir y seguir protegiendo a los inmigrantes. El alcalde de Miami, en cambio, se apresuró a acatar al presidente.
 
En consecuencia una veintena de personas de varias organizaciones protestaron frente a la alcaldía con carteles que rezaban "Giménez no seas como Trump" y "Estamos aquí para quedarnos", mientras cantaban "Aquí estamos y no nos vamos, y si nos echan nos regresamos".
 
También numerosas organizaciones de derechos humanos y de defensa de los inmigrantes alzaron la voz.
 
"Es vergonzoso que el alcalde Giménez se una a esta ola de ataques racistas que están causando pánico entre la gente", dijo la activista María Bilbao, de United Families.
 
La ONG nacional United We Dream está reuniendo firmas en una página web para forzar al alcalde a "resistir a Trump y sus políticas antiinmigrantes, que destruirán familias y dañarán nuestra economía".
 
En tanto el capítulo de Florida de ACLU, la mayor organización de derechos humanos del país, escribió en un comunicado que está "desilusionado" por la medida de Giménez, un republicano nacido en Cuba que dice haber votado por la demócrata Hillary Clinton.
 
"La decisión de Giménez es un golpe en la cara a la larga historia de Miami como una ciudad de inmigrantes", dijo Howard Simon, director de ACLU de Florida. "Resistiremos todos los intentos de nuestro gobierno de castigar a los inmigrantes, sin importar su estatus".
 
- Decisión financiera -
 
Miami se había ganado la reputación de "santuario" porque la policía local se negaba -hasta este jueves- a detener a los indocumentados requeridos por el gobierno federal, a menos que Washington pagara los costos de su encarcelamiento.
 
El alcalde Giménez dijo al diario local Miami Herald que tomó una decisión financiera, no ideológica, al ordenar la detención de los inmigrantes requeridos por el FBI, yendo contracorriente de la mayoría de las ciudades santuario del país.
 
"Me quiero asegurar de que no pongamos en peligro los millones de dólares en fondos que obtenemos del gobierno federal", explicó.
 
En la noche del jueves, el presidente Trump saludó efusivamente esta decisión: "El alcalde de Miami-Dade abandonó la política de los santuarios. Buena decisión. ¡Fuerte!", escribió en Twitter.
 
Según el centro de estudios Migration Policy Institute, Florida alberga a 650.000 inmigrantes indocumentados. Es el cuarto estado con mayor cantidad de población de personas sin papeles después de California (más de 3 millones), Texas (1,5 millones) y Nueva York (870.000).
 
Trump ha firmado las órdenes ejecutivas que tanto temían muchos inmigrantes durante la campaña electoral. El miércoles ordenó la construcción de un muro en la frontera y el jueves aseguró que México lo pagará a través de un arancel de 20% a sus exportaciones a Estados Unidos.
 
Este viernes, impuso por decreto nuevas trabas al ingreso de musulmanes en carácter de refugiados.
HOY EN HOME