Posturas divididas: ¿Era necesario que Ecuador realice el pago de los bonos 2020, en medio de la crisis causada por coronavirus? | Vistazo

Posturas divididas: ¿Era necesario que Ecuador realice el pago de los bonos 2020, en medio de la crisis causada por coronavirus?

Diana Holguín | dholguin@vistazo.com Lunes, 04 de Mayo de 2020 - 17:17
Facebook
Twitter
Email
En medio de la disminución de liquidez del país, por la crisis del coronavirus, el Estado cumplió con el pago de los bonos 2020. La acción mostró posturas divididas.
 
“El Gobierno quiere beneficiar a los ciudadanos”
 
Alberto Acosta Burneo, editor de Análisis semanal.
 
 
1. ¿Por qué era necesario que Ecuador realice el pago de los bonos 2020, en medio de la crisis causada por coronavirus? 
Porque el país necesita de financiamiento, el país no puede dejar de recibir fondos, especialmente en esta crisis. Entonces, al pagar este vencimiento (US$ 325 millones) el país garantiza que va a seguir fluyendo el nuevo financiamiento para este año. Los organismos multilaterales comprometieron con el Ecuador alrededor de US$ 4.800 millones de financiamiento. Por no pagar US$ 325 millones, el país no podía poner en riesgo todo el financiamiento de multilaterales. 
 
2. ¿Cuál hubiese sido el panorama económico actual en caso de no recurrir al pago y pedir una prórroga?
En bonos no se puede pedir una prórroga de capital, lo que podía el país es caer en default. Es decir no pagar y de esa manera hubiera tenido mayores problemas porque Ecuador está en un programa del Fondo Monetario Internacional (FMI) y simplemente un default unilateral, podría poner en riesgo el mismo acuerdo con el FMI. Entonces la estrategia que ha adoptado el Gobierno es la más adecuada que lo que busca es evitar el default. El Gobierno primero realizó el pago de ese saldo de capital y pidió una prórroga para el pago de intereses. Lo peor que pudimos haber hecho es caer en un default unilateral poniendo en riesgo acuerdos multilaterales en un momento en que estamos viviendo una crisis sanitaria de gran magnitud en un momento y que lo recursos tienen que seguir llegando. 
 
3. Quienes encuentran el pago de bonos como una medida desacertada, creen que el gobierno ha privilegiado sus políticas para atender los intereses de los tenedores de bonos ¿Se podría considerar que es una forma de salida de capitales? 
Realmente tienen una visión cortoplacista, muy politizada. No se dan cuenta que la prioridad es mantener las fuentes de financiamiento y ¿por qué se mantienen abiertas las fuentes de financiamiento? porque el Gobierno no rompe, a través de un default, los canales de comunicación y no se pelea. Lo que quiere el gobierno es beneficiar a los ciudadanos y como se beneficia a los ciudadanos, manteniendo responsablemente el flujo de capitales hacia el país. La alternativa de no pagar es romper esos flujos de capitales y eso sí es un atentado contra los ciudadanos, porque en medio de una crisis sanitaria dejarle al país sin acceso a financiamiento internacional provocaría una situación humanitaria muy grave y eso no se podría aceptar de ninguna manera.
 
4. ¿Cuáles han sido los resultados financieros o las proyecciones que se esperan alcanzar, tras la decisión del pago de los US$ 324 millones? 
Luego del pago de los bonos 2020 el Gobierno ha solicitado posponer el pago de los intereses. En los próximos días sabremos si los inversionistas habrán aceptado esta modalidad y si es que aceptan tendríamos plazo hasta agosto para poder renegociar y reemplazar los bonos actuales por nuevos bonos en condiciones más convenientes. De esa manera obtendríamos varios resultados, primero reperfilar la deuda de forma adecuada, que los vencimientos no estén tan juntos ni tan elevados, distribuir mejor en el tiempo la deuda y el más importante de todos, garantizar que sigamos recibiendo más financiamiento de los organismos multilaterales.
 
5. El Ministerio de Finanzas ha pedido aplazar el pago de los intereses de los bonos 2022 y 2030. ¿Cómo debería enfrentar Ecuador los nuevos pagos de la deuda externa por bonos, en armonía con la liquidez y la reducción del riesgo país?
La estrategia que se está buscando este momento es posponer en el corto plazo todo tipo de pagos, es decir, los primeros pagos de capital e intereses ya deberían hacerse pasado el año, una vez que la situación económica haya mejorado. El riesgo país va a seguir alto por un tiempo, hasta que se renegocien todas las deudas y hasta que la situación fiscal comience a mejorar y eso va a tomar también un tiempo porque tenemos un fisco quebrado, la herencia de  bonanza muy mal manejada, exceso de gasto. Durante muchos años vivimos del endeudamiento, y ahora estamos pagando las consecuencias. 
 
“El único interés es cumplir obligaciones”
Katiuska King, exministra Coordinadora de la Política Económica
 
1. En un momento en que el país ha disminuido su liquidez por la crisis del coronavirus ¿Cuál o cuáles eran las alternativas que tenía el Gobierno en lugar de realizar el pago de los bonos 2020?
Los hechos no se analizan de forma aislada. La liquidez se ha reducido por la falta de rumbo en las políticas implementadas que en vez de solucionar el problema fiscal lo han agravado, por ejemplo, con mayores prebendas tributarias que representan pérdidas de ingresos fiscales. 
 
El Ecuador no creó ninguna alternativa porque ha venido aceptando chantajes para asegurar el pago de la deuda externa o para ponerlo de otra manera, para garantizar que la deuda se pagará aunque estemos vivos o muertos.
 
En el año 2017, el gobierno entregó el proyecto de billetera electrónica que ya venía funcionando en el Banco Central a la banca privada. En el 2019, firmaron un acuerdo con el FMI que esteriliza recursos internos y asegura el pago a los tenedores de los bonos. Con todo esto lo que han hecho es dejar al país sin instrumentos de política económica. En este momento el gobierno no está haciendo nada ante la salida de capitales.
 
2. En una opinión pública, usted mencionó como opción la declaración del “estado de necesidad” ¿Bajo qué parámetros se puede aplicar y qué conlleva esta medida?
El gobierno se encuentra en conversaciones con los tenedores de bonos y pareciera ser que el único interés es cumplir obligaciones sin preocuparse por lo que sucede con el país o con los ecuatorianos.
 
El derecho internacional reconoce el “estado de necesidad” como una causal eximente ante grave peligro actual, inminente y grave y por tanto, es un mecanismo que los gobiernos pueden utilizar en las negociaciones. El grave peligro inminente es obvio y se refiere a la situación de pandemia por el Covid 19. El gobierno debe utilizar un claro criterio humano y jurídico para decidir sin más en forma soberana por un motivo plenamente comprensible y justificado, el diferimiento de los pagos para poder atender la emergencia en la que se encuentra el país y Guayaquil, en particular.
 
3. ¿Considera que las relaciones entre Ecuador y el mercado financiero internacional pudieron estar en riesgo si no se realizaba el pago de los bonos? 
El gobierno ha generado todos los mecanismos para priorizar los intereses del mercado financiero internacional y ¿qué ha recibido a cambio?
 
En las decisiones económicas se definen prioridades, si el gobierno está en conversaciones con los tenedores y les asegura que literalmente muerto o vivo pagará la deuda esa es una opción que no da margen de negociación. 
 
¿Qué es lo más importante? Si en cambio se pone en los zapatos de la población y define que lo más importante es la vida de la población, entonces negocia clarificando que en este momento no puede pagar y responde a una posición ética a favor de las personas con claridad de objetivos que debería influir en la forma como algunos tenedores de deuda, denominados mercados, reaccionan frente a los hechos.
 
4. También hacía referencia a intereses de parte de los tenedores de la deuda ¿Cuál sería el peor de los escenarios?
El mayor problema es la salida de capitales que agrava aún más los problemas de liquidez interna en dolarización. Si no se cuidan las divisas ni siquiera existirán recursos para la compra de importaciones básicas. 
 
En este momento, el gobierno ha privilegiado sus políticas para atender los intereses de los tenedores de bonos y lo que ha recibido a cambio son US$ 20 millones que representa nada frente al colateral de los bonos o a los activos en el exterior del sector privado que en el 2019 eran de US$ 27.200 millones y que en estos meses, sin duda, han aumentado. 
 
5. ¿Cómo estima que hubiese sido el panorama económico actual de Ecuador, si no se pagaban los US$ 325 millones por los bonos? 
El gobierno no quiere admitir que ha estado otorgando garantías adicionales en las emisiones de los bonos o han abierto emisiones anteriores por al menos 3.000 millones de dólares en operaciones repos con Goldman Sachs y Credit Suisse. Si no pagaban se activaban estas garantías adicionales en repos y oro que no están contabilizadas como deuda y la mayoría de la población desconoce. Han venido criticando el endeudamiento y no han transparentado estas operaciones.
 
El día del anuncio del pago, el riesgo país se encontraba en más 6.000 puntos y el 1 de abril estaba en 4.783 puntos. Los otros bonos ecuatorianos cerraron su cotización ese día en valores de 17% al 41% de su valor nominal, lo que algunos pueden considerar valores de default.